A Jennifer Garner le preocupa la posibilidad de estar convirtiéndose en alcohólica

·2 min de lectura

La pandemia del COVID-19 ha alterado nuestras rutinas de vida. El pasar una larga temporada encerrados, sin poder hacer nuestras actividades habituales y haciendo frente a las inseguridades y problemas de la crisis sanitaria no es una situación fácil de sobrellevar. Por eso, muchas personas han caído en la tentación de hábitos tan problemáticos como el consumo excesivo de alcohol, incluidas las estrellas de Hollywood.

Ese ha sido el tema de conversación que Jennifer Garner ha mantenido con la actriz Judy Greer a través de un directo en Instagram. Ambas intérpretes se pararon a analizar su consumo de alcohol durante la pandemia y llegaron a conclusión de que las circunstancias aumentaron la ingesta de esta sustancia en su rutina, una situación que preocupó en exceso a la actriz de Alias y que la llevó a tomar medidas para evitar caer en la adicción.

Jennifer Garner en la premiere de
Jennifer Garner en la premiere de "Peppermint" en 2018 (Foto: REUTERS / Mario Anzuoni)

Garner confesó que ella nunca fue prolífera a consumir alcohol en su juventud, ya que en la escuela secundaria y en la universidad apenas bebía. Sin embargo, todo cambió cuando se convirtió en madre. Tras dar a luz a sus hijas Violet y Serpahina y a su hijo Samuel con Ben Affleck su vida dio un giro de 180º y se vio inmersa en rutinas más intensas que implicaban seguir actuando mientras cuidaba de sus pequeños. De esta forma, la actriz admite que empezó a beber con mayor frecuencia al verlo como una recompensa tras sus días complicados.

"Fue como ese pequeño sorbo que tomaba y sentía que me lo había ganado y me lo merecía", señalaba la actriz. "Se siente como si se hubiera convertido en parte de un código entre las madres, '¡El vino, oh Dios mío, debes de estar muriendo por tenerlo!'", bromeaba Garner. Desde entonces, admite que “bebe un poco casi todas las noches” de manera esporádica, pero la pandemia le hizo a aumentar dicho hábito de manera casi inconsciente. Aunque supo detectarlo a tiempo y tomar medidas para paliarlo

"Empecé a pensar que estaba tomando un poco todas las noches, especialmente durante la pandemia. Si tomo medio vaso cada noche y si mi medio vaso es probablemente un vaso son siete vasos a la semana. Y si tomo dos los fines de semana entonces de repente estoy cerca de 10 vasos de vino a la semana. Y eso aumenta el riesgo de cáncer y es como, ‘Dios mío, ¿qué es lo correcto? ¿Cuál es la cantidad correcta?’", relataba Garner.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

De esta forma, la estrella de Alias decidió volverse “sobria” y no beber alcohol durante un largo periodo de tiempo. Y no solo eso, puesto que para desestresarse también recurrió a otras actividades como viajar. En concreto, cuenta que el pasado verano estuvo sin beber un total de 10 semanas, luego volvió a beber en una fiesta y fue cuando programó una visita a Nueva York para cambiar de aires, uno de sus lugares favoritos para disfrutar cuando no está trabajando o con su familia. "Me tomé un par de meses de descanso y viajé a Nueva York, que es uno de mis lugares favoritos para disfrutar lejos de los niños", matizaba la actriz, quien terminaba admitiendo que tras la pandemia “va a tener una nueva relación” con el alcohol que pasará por un consumo menor o nulo.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente