Jennifer Coolidge da en toda la cara a Hollywood con su actuación en 'The White Lotus'

·7 min de lectura

Durante más de veinte años Jennifer Coolidge ha vivido su carrera profesional a la sombra de la madre de Stifler, ese personaje que le permitió alcanzar el reconocimiento internacional a costa del encasillamiento definitivo. Aquel papel de amante fogosa y Sra. Robinson moderna quedó tan grabado en la memoria cinéfila que estoy convencida que muy pocos espectadores de American Pie conocen el nombre y apellido de la actriz, pero sí su personaje. Y creo que parte de la culpa es suya y de la industria. Por un lado, ella misma repitió como Jeanine Stifler en cuatro largometrajes de la saga y, por otro, Hollywood la mantuvo repitiendo estereotipos de devoradora sexual o inocente ignorante como la manicura que interpretó en Una rubia muy legal y su secuela.

Pero a punto de cumplir los 60 años, Jennifer da un golpe sobre la mesa y desnuda su talento en una de las nuevas series de HBO. Una joyita del humor negro que ha pasado desapercibida ante el gran público pero que acaba de llegar a su fin con su sexto episodio. Les hablo de The White Lotus donde la actriz sacude des migajas de la madre de Stifler para erigirse como la gran sorpresa de la temporada y lo mejor de toda la serie.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Desde que comenzara sus pinitos como actriz, Jennifer Coolidge siempre se mantuvo muy cerca de la comedia. Si bien soñaba con seguir los pasos de su ídolo, Meryl Streep, cuando estudiaba arte dramático, pronto supo que lo suyo eran las risas y centró su carrera casi exclusivamente al género. Durante mucho tiempo fue uno de los rostros recurrentes para la mofa barata y la parodia más absurda en películas como Plump Fiction, Movida en el Roxbury o Austin Powers: La espía que me achuchó, hasta que American Pie tocó a su puerta en 1999. Dos años más tarde Una rubia muy legal estuvo cerca de remover un poco su imagen artística al contar con un personaje secundario elevado de vez en cuando con ayuda de Reese Witherspoon, pero incluso aquel estereotipo de mujer ignorante, con diálogos que la hacían rozar el estúpido, creó otro encasillamiento más para ella.

Es cierto que intentó abrirse alas con otras comedias y participaciones en series como Frasier, Friends y Sexo en Nueva York, pero el éxito del gamberrismo de American Pie y su papel como fantasía sexual adolescente creó un globo tan hermético que no pudo pinchar. ¿O no les ha pasado de estar viendo una película o serie con ella y que tú mismo o alguien a tu alrededor la conecte instantáneamente con la madre de Stifler? Entre las cuatro películas de American Pie y las dos de Una rubia muy legal, Jennifer quedó estancada ante el público como la bomba sexual o la cómica de momentos bobos. Dos roles aprovechados y estirados como el chicle para calcar las mismas características en muchos de sus trabajos.

Y así pasó por parodias como Date Movie, Epic Movie o ExTerminators, mientras sus intentos más serios pasaban desapercibidos como Teniente corrupto con Nicolas Cage. Pero en 2021 las cosas comenzaron a cambiar y en parte creo que gracias al cambio radical vivido en la industria a raíz del movimiento #MeToo. Después de pasar cuatro años sin un personaje destacado tras el final de Dos chicas sin blanca en 2017, aquellos personajes estereotipados en mujeres superficiales o plagados de clichés pasaron al olvido y Jennifer pudo sacar a relucir su vena dramática en Una joven prometedora como la madre con una relación distante con Carey Mulligan. Las secuencias que comparten esconden muchas emociones y palabras que no se dicen, y a pesar de tratarse de un papel pequeño, Jennifer arrancaba el año dejando una huella diferente.

Sin embargo, con The White Lotus por fin encuentra el vehículo perfecto para demostrarle a Hollywood el talento que ha perdido por encasillarla durante tanto tiempo. Esta serie creada por Mike White es una de las parodias más inteligentes de los últimos meses, tratándose de una temporada que deja en evidencia el privilegio blanco con humor negro, sarcástico e inteligente, riéndose sin tapujos de la ridiculez que pervive en la diferencia de piel y posición económica.

Esta serie antológica con una primera temporada de seis episodios, ya disponible en su totalidad en HBO España, nos traslada a un hotel de lujo en Hawái, para adentrarnos en las vidas de los huéspedes y empleados, reflejando dos extremos sociales. Por un lado, los ricos privilegiados, blancos y con el mundo a sus pies, tomando la vida, propia y ajena, por sentada; el egocentrismo del poder económico y la exageración de problemas existenciales ante la carencia evidente de problemas a nivel de supervivencia. Mientras, por otro, vemos la realidad de los empleados, obligados a complacer y atender por su trabajo, soportando el trato diferencial sin más remedio, con sus esperanzas y callejones sin salida según el personaje. Y si bien The White Lotus se vende al principio con un murder mystery que descifrar a medida que avanza la trama, en realidad se trata de un análisis existencial agudo de la sociedad (y que su creador ya retrató desde otro ángulo en Qué fue de Brad, una comedia dramática muy recomendable con Ben Stiller dando vida a otro hombre blanco privilegiado insatisfecho con el éxito de sus amigos).

Fotograma de The White Lotus (cortesía de HBO)
Fotograma de The White Lotus (cortesía de HBO)

Jennifer Coolidge interpreta a una mujer adinerada que viaja sola hasta el lugar para esparcir las cenizas de su madre. Y aunque estamos ante una serie con un reparto coral donde se encuentran actores como Connie Britton y Alexandra Daddario, es Jennifer la que se roba el espectáculo con un personaje que comienza rozando la parodia para coronarse como la gran revelación dramática de toda la historia.

Básicamente, la actriz no escatima en aprovechar todas las herramientas que la hicieron popular, como crear momentos incómodos, jugar con un personaje aparentemente superficial y la búsqueda del sexo, pero usándolos como condimentos externos que esconden un trabajo interpretativo repleto de matices.

En un principio, su papel de Tanya McQuoid resulta incómoda forzando conversaciones y situaciones al exigir inconscientemente una atención obligada por parte del prójimo. Sin embargo, ese personaje que arranca provocando risas e incomodidad es una mujer alcohólica, extremadamente solitaria y hundida en el trauma a raíz de un pasado difícil con su madre, pasando el luto de una despedida que remueve demonios internos y sacando a relucir todas sus caras ante la necesidad urgente de cariño que siente. Y Jennifer transmite todo esto a través de la faceta física aprendida en tantos años haciendo comedia, traspasando la pantalla con realidades y emociones a flor de piel, en la voz y los gestos hasta llegar a una catarsis explosiva que se antoja como la excusa perfecta para ver esta serie.

Tal urgencia emocional la lleva a ofrecer planes de negocio a una empleada del hotel que cree inocentemente en sus promesas, a forzar conversaciones con extraños que la ponen en situaciones ridículas y a escarbar en relaciones pasajeras el amor que tanto necesita. Y aunque estemos ante una tragicomedia plagada de humor negro, Jennifer Coolidge consigue transmitir el dolor tan egoísta de su personaje, haciéndonos reír mientras nos sacude el corazón con el dolor que carga Tanya. Un logro que solo puede conseguir el talento y la experiencia.

Después de casi 30 años de carrera, y viviendo tan encasillada en roles repetitivos, su papel en The White Lotus se antoja como todo un descubrimiento. Para el público, pero también para Hollywood que después de tanto tiempo repitiendo fórmulas con ella por fin le permite sacudir estereotipos para brillar con luz propia. Se nota que Jennifer sabía el caramelo interpretativo que tenía entre manos y lo ha dado todo para darle en toda la cara a esa industria que la encasilló durante tanto tiempo.

The White Lotus ya está disponible en su totalidad en el catálogo de HBO España, mientras la compañía ha anunciado el desarrollo de una segunda temporada con nuevos personajes.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente