¿Qué fue de Jennifer Connelly, la superestrella que pudo ser?

En 1986, los espectadores de todo el mundo cayeron rendidos ante el rostro angelical de una entonces desconocida Jennifer Connelly, cuando junto a David Bowie protagonizó la fantástica Dentro del laberinto. Aquella radiante neoyorkina, que a pesar de ser solo una adolescente ya tenía bastante experiencia como modelo y actriz (y nada menos que a las órdenes de figuras como Sergio Leone o Dario Argento) parecía llamada a conquistar el estrellato, pero sus primeros proyectos importantes –RocketeerDark City– no llegaron a otorgarle esa merecida notoriedad internacional.

Y entonces llegó Réquiem por un sueño, la desgarradora cinta de Darren Aronofsky en la que Connelly desplegó todo su talento interpretativo y dejó boquiabiertos a los cinéfilos de todo el mundo. Un trabajo impecable que tendría su eco poco después, cuando gracias a Una mente maravillosa (A Beautiful Mind) la actriz se alzó con el Oscar a Mejor Actriz de Reparto. Así, en 2003, Connelly parecía tener el mundo a sus pies y el futuro más prometedor que pudiera imaginarse. Entonces, ¿por qué cada vez la vimos menos? ¿Qué ha sido y qué es de ella hoy, a sus 48 años?

Más historias que te pueden interesar: