Jen Psaki, la portavoz de Biden que devolverá la sensatez a la sala de prensa de la Casa Blanca

Carmen Rengel
·.
·2 min de lectura
Jen Psaki, cuando era portavoz del Departamento de Estado, en 2014. (Photo: NICHOLAS KAMM via Getty Images)
Jen Psaki, cuando era portavoz del Departamento de Estado, en 2014. (Photo: NICHOLAS KAMM via Getty Images)

La presidencia de Donald Trump se inició con una mentira difundida desde la sala de prensa de la Casa Blanca: nunca había habido, dijeron los suyos, tanta asistencia de público a una toma de posesión en la historia de EEUU. La prensa hizo su trabajo, reveló el error y le sacó los colores. El presidente denunció de seguido que los informadores estaban “entre los seres humanos más deshonestos de la tierra”. Días después, cuando las afirmaciones de su administración y la realidad claramente no casaban, sus asesores se inventaron aquello de los “hechos alternativos”.

Así empezaron cuatro años de falsedades y de choques con los periodistas que en la nueva etapa de Joe Biden deben tocar a su fin. El trabajo estará, en gran parte, en manos de una mujer, Jen Psaki, la nueva portavoz del Gobierno demócrata. Hoy justo cumple 42 años, pero pese a su juventud es una veterana transmitiendo el mensaje de los mayores pesos pesados demócratas de los últimos años, como Barak Obama y John Kerry. La prensa la aplaude por su claridad y seguridad. Más aún, cuando no estaba previsto que volviera a la Casa Blanca.

Gregory Mecher, director financiero adjunto del Comité de Campaña Demócrata del Congreso Según informa Politico, el presidente electo, Biden, ha recurrido a ella porque sabe latín, aunque inicialmente hubiera querido premiar con el puesto a alguno de sus leales en campaña, los que han trabajado codo a codo con él. Aún son demasiado jóvenes e inexpertos, así que ha apostado sobre seguro; se abre la puerta a que Psaki sea una portavoz de transición, que forme a las nuevas generaciones, y luego se marche.

En el mundo periodístico estadounidense pocas presentaciones hay que hacer de est...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.