Jean-Claude Van Damme vuelve al cine de acción: esta es su nueva película

Los Músculos de Bruselas vuelven a la acción. Según un informe de Movieweb, la leyenda del cine de acción Jean-Claude Van Damme se está preparando para protagonizar Silent Kill, en la que el actor de Soldado Universal dirigirá a un grupo de mercenarios en la selva en una batalla por un tesoro enterrado. Se espera que la película entre en producción a principios del año que viene, y está escrita y dirigida por Anthony Hickox.

El argumento de la película parece desarrollarse un poco al estilo del clásico Jean-Claude Van Damme, que interpreta a uno de los cuatro mercenarios que encuentran un tesoro escondido en las tierras salvajes del Congo, que acuerdan enterrarlo y volver en tres años para repartirlo a partes iguales. Por supuesto, la codicia y las puñaladas por la espalda se suceden cuando llega el momento de repartirlo.

La película aún no tiene distribuidor, pero se sabe que se venderá en el American Film Market, un evento anual en el que los estudios compran películas a las productoras para su distribución y producción. El American Film Market se celebrará esta semana en Santa Mónica, California, y con un nombre tan comercial como el de Jean-Claude Van Damme vinculado a la película, es probable que se llegue a un acuerdo de producción y se anuncie esta semana.

A finales de la década de 1980 y en la de 1990, este belga de 62 años –en plena forma física– fue una de las mayores estrellas de acción del mundo, cuya destreza atlética y su característico movimiento "splits" destacaban frente a otros abultados héroes de acción. Saltó a la fama en películas como Bloodsport, Kickboxer (que ahora tiene su propio reboot) y Lionheart. Su éxito de taquilla de 1992, Soldado Universal (del director de Independence Day, Roland Emmerich), lanzó una franquicia de películas de acción.

Al principio de su carrera, Van Damme hizo trabajos de acróbata, incluyendo una breve temporada en la que interpretó al Depredador en el clásico de Arnold Schwarzenegger de 1987. Cuando se empezó a rodar la película, el Depredador debía ser una criatura parecida a un bicho, y Jean-Claude Van Damme fue contratado para llevar un traje de criatura de aspecto ridículo. Fue despedido porque no podía moverse ni respirar con el traje, que fue sustituido por una criatura renovada (diseñada por el director de Terminator, James Cameron) e interpretada por Kevin Peter Hall.

Su carrera decayó a finales de la década de 1990, pero después de que su película de 2008 JCVD obtuviera buenas críticas y Sylvester Stallone le diera el papel de villano en Los Mercenarios 2 de 2012, su carrera experimentó una especie de renacimiento. En los últimos años, Van Damme hizo apariciones en las nuevas películas de Soldado Universal y Kickboxer, así como en El último mercenario de Netflix, la secuela animada Minions: The Rise of Gru, y la miniserie de televisión Jean-Claude Van Johnson. Su próxima película, antes de Silent Kill, es Frenchy, un filme escrito y dirigido por él mismo.