Javier Ruiz Caldera: "Me pone muy nervioso cuando veo la idealización en una ficción de la paternidad"

Por Paula Olvera.- Javier Ruiz Caldera está al frente de la segunda temporada de la serie Mira lo que has hecho que se estrenó el pasado viernes 22 de febrero en Movistar+ tras una exitosa primera tanda a las órdenes de Carlos Therón. No es la primera vez que trabaja con Berto Romero, artífice de la ficción, ya que el humorista ha aparecido en cuatro de las películas que ha dirigido. Esto fue lo que nos contó de la producción a los medios congregados en la presentación de la nueva tanda de capítulos.

Javier Ruiz Caldera (©Movistar+)

-En esta segunda temporada la comedia se difumina y es más áspera la trama, ¿por qué se tomó esta decisión?
En la primera temporada se explicaba que tener un hijo es un marrón. Aquí el marrón se expande tanto que afecta a tu pareja, a tus amigos, a tu familia y eso implica lugares un poquito más oscuros. Con Berto hacíamos la broma de que es El imperio contraataca de la saga. Es la parte más oscura, aunque yo sí creo que tiene muchísima comedia. Es verdad que ha ganado fuerza el drama, pero cuando pega la comedia pega muy fuerte.

¿No os parece muy arriesgado haberos embarcado en poner blanco sobre negro lo que es la maternidad y la paternidad?
Yo que soy padre de dos niñas me pone muy nervioso cuando veo la idealización en una ficción de la paternidad, de la maternidad, de tener hijos es maravilloso y padres y madres fantásticos. Igual que en esta serie tampoco se cuenta que está todo mal. Lo que está claro es que cuenta cosas que no se han contado de la paternidad. Es un punto de vista de alguien que ha escrito esto. Y en esta segunda temporada se ven diferentes tipos: no es la misma la maternidad que lleva Sandra que como lleva la maternidad el personaje interpretado por Nuria Gago. Son maneras diferentes de verlo, cómo cada persona lo lleva de una manera.

-Tal y como comentas, la amiga de la mujer de Berto ve la maternidad desde un punto de vida distinto. ¿Es más realista?
Da mucha rabia cuando te dan consejos de cómo ser padre. Los que somos padres lo hemos vivido y los que no te dan consejos de tu vida. Esta serie no está diciendo que la paternidad es así, es una manera de verlo como lo ven los personajes. El personaje de Nuria es un poco la voz de “déjame en paz a mí con mi vida”.

A la hora de poner en práctica el guion, ¿cuál fue el momento más complicado de dirigir?
Yo es que entré a esta segunda temporada con un equipo que estaba ya muy bien engrasado y conocían muy bien su papel. Había un trabajo hecho previo muy importante. Yo cogí el relevo de lo que hizo Carlos Therón pero la serie es mucho más compleja esta segunda temporada, tiene muchas más capas de lectura. No sé si más complicado, pero al menos más interesante para mí fue rodar mucho la ficción dentro de la ficción: Berto Romero rueda Mira lo que has hecho en la segunda temporada. Y ver ahí un director, que es el director de la primera temporada que hace de director de la serie, y yo diciendo “corten”, toda esa mezcla entre ficción y realidad, de cómo Berto se llega a confundir entre su familia real y la familia que ha creado en ficción idealizándola, llega a lugares un poco peligrosos.

-¿Cómo fue el rodaje musical de apertura del segundo capítulo?
Yo he hecho cinco películas de comedia e intento siempre que sean diferentes y tengo la asignatura pendiente de que quiero hacer un musical. Aquí con esta pequeña secuencia me quito una pequeña espina de haber dirigido un musical. Es un poco loco y divertido. Lo que tiene la serie es que juega mucho con ensoñaciones, con la realidad y la ficción, y estos pequeños juegos formales que se permite la serie, como empezar un capítulo con un musical, me parece algo que no se ve en la ficción nacional y que yo me quito el sombrero con Berto por haberlo pensado y con Movistar+ por permitir este tipo de riesgos.

-¿Resulta complicado los rodajes con niños?
Son complicadísimos, pero por otro lado cuando la clavas es todo verdad. Un niño no actúa, no tiene oficio. Fabio, que es el niño que hace de Lucas, ha sido un descubrimiento brutal. Estamos todos enamorados de él, creo que tiene mucho futuro. Lo plantas delante de la cámara y tenía momentos de piel de gallina. Me encanta trabajar con niños porque tienen una verdad increíble y a veces ha sido más sencillo que trabajar con adultos.

-¿Podría la serie en una próxima temporada centrarse en los más mayores?
La serie un poco apunta hacia ahí. En esta segunda temporada la madre de Berto empieza a tener ciertas lagunas. Si existe una tercera temporada, que no depende de nosotros, es otra manera de ser padre, de cuidar a alguien que vuelve posiblemente a ser un bebé. Es un tema que está ahí y que a mí me encantaría verlo desde la perspectiva de Berto Romero, desde una verdad con mucha comedia y drama. A mí es como me gusta ver las historias.

-¿Cómo definirías el humor que hace Berto Romero?
A él le gusta alimentar la confusión entre cuál es su realidad y cuál es su ficción. Pone su nombre y apellidos como personaje, cómico su profesión. Hace humor de cosas que conoce muy bien. Eso no significa que le hayan pasado a él, pero si no le han pasado a alguien cercano. Coge una realidad muy reconocible y la pasa por la coctelera de una mente brillante en la comedia y la expone con todo su talento. Personalmente es uno de mis cómicos favoritos. Creo que mi filmografía me delata: he hecho cinco películas y en cuatro sale Berto Romero. Obviamente estoy completamente enamorado de su humor y de él un poco también.

-¿Sientes que Mira lo que has hecho puede ser una serie de largo recorrido?
Ojalá que haya muchas temporadas. Incluso como espectador quiero ver más. Nuria Gago y yo entramos siendo fans de la serie, de la primera. Participar en algo que conoces, y que ya está bien, es subirse a un caballo ganador. Y eso es muy reconfortante.

Para seguir leyendo:
Después de ver la segunda temporada de Mira lo que has hecho no tengo tan claro que quiero ser madre
Berto Romero: “Los niños meten mucha presión en las parejas”

Imagen: ©Movistar+