Un supuesto periodista anónimo de 'El Mundo' pide que se actúe contra Negre, condenado por inventarse una entrevista

El pasado mes de julio llegaba la sentencia firme que condenaba al periodista Javier Negre por haberse inventado una entrevista de principio a fin y hace unos días, en medio del revuelvo de las elecciones y sus resultados, El Mundo, periódico perteneciente al grupo Unidad Editorial donde ejerce como adjunto a la dirección del área audiovisual y donde se pudo leer el texto que originó la denuncia, publicaba una rectificación informando de la condena. Ahora, un supuesto periodista de este diario ha denunciado a través de Twitter las prácticas poco éticas de las que dice haber sido testigo.

Esta es la rectificación publicada el domingo por 'El Mundo' tras la sentencia firme de julio. (Foto: Captura de elmundo.es)

El reportaje en cuestión por el que ha sido condenado Negre fue publicado en el suplemento Crónica el domingo 21 de febrero de 2016 con el título Habla la primera mujer a la que torturó el asesino de Cuenca. En él se recogía una entrevista que a la postre se ha demostrado inventada con una expareja de Sergio Morate, condenado por el asesinato hace cuatro años en dicha ciudad de su novia y una amiga de esta. En el texto se podían leer afirmaciones como que el asesino había ensayado con la supuesta entrevistada siete años antes y se publicaba incluso una foto de ella sacada de Facebook y sin su consentimiento.

Confirmado por el juez que la información era ficticia y que la citada entrevista nunca se había producido, varios meses después ha llegado la rectificación de El Mundo y de ahí a las reacciones de otros medios, periodistas y tuiteros. Entre las que se han dado en redes sociales reprochándole a Negre haber mentido de esta manera faltando a cualquier código deontológico de la profesión se está viralizando en las últimas horas la de un supuesto periodista de El Mundo a la noticia recogida por la Asociación de la Prensa de Madrid a través de su perfil en Twitter.

Bajo una cuenta abierta este mismo mes y con solo unos pocos comentarios al tuit de la APM, alguien que se hace llamar Periodista Anónimo de El Mundo (@PeriodistaAnni2) pide tanto a esta asociación que representa al colectivo como a la FAPE (organización profesional de periodistas de España) que actúen ya que, argumenta, “Javier Negre mancha la reputación de todos los periodistas de @elmundoes”.

Pide este supuesto o supuesta compañera de cabecera del condenado que se organice “una comisión independiente que revise los reportajes de Negre para comprobar si ha falsificado otras noticias en el pasado. Es lo mínimo que se puede hacer para que los lectores sigan confiando en los periodistas que la @aprensamadrid y @fape_fape representa”.

Pero lo más grave de todo el tema es la denuncia que se hace en otro de los mensajes publicado por este tuitero anónimo que asegura que son “muchos en la redacción que llevamos años obligados a borrar el rastro de los reportajes ficticios de Negre en la web cuando llegan las denuncias de las personas injuriadas en los textos publicados. La dirección le escuda y nos impide denunciar la mala praxis abiertamente”.

A día de hoy, cuatro días después de El Mundo publicase la rectificación en su web al mencionado reportaje, la única consecuencia profesional que ha trascendido que la condena haya tenido para Negre es su expulsión como colaborador de Todo es mentira, el programa conducido por Risto Mejide

El perfil como redactor y colaborador de Javier Negre va asociado en muchas ocasiones a la polémica. Fue él quien publicó las identidades de unos profesores de Barcelona acusados de señalar a los hijos de guardias civiles en sus clases que luego resultaron ser inocentes según la justicia, como recogía en julio elnacional.cat. Su postura contraria al independentismo es de sobra conocida. Es más, en su perfil en Twitter tiene como tuit fijado su enfrentamiento con Gabriel Rufián de hace un par de meses en directo y del que presume.