Javier, hermano de Ana Obregón, preocupadísimo por el estado de su hermana

·1 min de lectura
Photo credit: Agencias
Photo credit: Agencias

A Ana Obregón "se le acumulan" los fallecimientos en la familia. Así lo confesaba Javier García Obregón en el tanatorio de La Paz tras la muerte de su padre, el empresario y constructor Antonio García Fernández. La actriz está en un momento crucial y dramático de su vida, en el que ha visto cómo, en sólo dos años, ha perdido primero a su hijo, Álex Lequio, en 2020 tras una dura lucha contra el cáncer, y después ha despedido a su madre, Ana María, en 2021. Ahora, en 2022, la vida se ha vuelto a cebar con ella con la muerte de su progenitor tras unos días delicado de salud. Todos los detalles, dándole al 'play' en el vídeo sobre estas líneas.

Con tantos varapalos, es normal que la familia esté preocupada por el estado anímico de Ana, y es que, aunque todos estos fallecimientos han sido grandes varapalos para todos, la protagonista de 'Ana y los siete' los ha sentido realmente duros, ya que desde la muerte de su hijo no levanta cabeza. La actriz ha intentado siempre reponerse y centrarse en la familia, los amigos y el trabajo, pero desde 2020, una vez al año, la vida se lo ha vuelto a poner todo cuesta arriba.

No es de extrañar que ahora todos los hermanos se vuelquen especialmente con ella: su estado anímico es el más delicado de los cuatro hermanos (Javier, Juan Antonio, Celia y Amalia), porque aunque las muertes de sus padres han sido de forma natural y han podido disfrutar de una larga y fructífera vida, para Ana cambiar de año se está convirtiendo en una auténtica pesadilla.