Jason Momoa ha adoptado el cerdo que aparece en su nueva película

Jason Momoa en la premiere de 'Slumberland' credit:Bang Showbiz
Jason Momoa en la premiere de 'Slumberland' credit:Bang Showbiz

El actor Jason Momoa acabó el rodaje de su nueva película para Netflix llevándose un recuerdo inesperado: un cerdo salvaje con el que compartió protagonismo frente a las cámaras y que demuestra por qué no puede confiarse en él para trabajar con animales. "Siempre quiero llevármelos a casa", confesó en Instagram en el vídeo que grabó para presentar oficialmente a su nuevo compañero de casa.

En 'Slumberland', Jason interpreta al excéntrico forajido Flip en el mundo de los sueños, que ayuda a guiar al joven huérfano Nemo (Marlow Barkley) por el lugar titular, donde su cerdo de peluche se vuelve real y pasa a ser interpretado por su nueva mascota.

El protagonista de 'Aquaman' ha bromeado con que los dos se entienden de maravilla porque son igual de salvajes y asilvestrados, y esa es la razón por la que decidió que era mejor ir solo al estreno de la película que se celebró este miércoles en Los Ángeles.

En su lugar, Momoa acudió con un pijama púrpura y agarrado a un cerdo de peluche que sustituyó a su compañero porcino, que por el momento vive muy tranquilo en Hawái. En un primer momento dudaba entre llamarle Lau Lau o Manapua, dos nombres inspirados en platos tradicionales de su tierra natal elaborados a base de cerdo, y al final se ha decidió por la primera opción.

Él no ha sido la primera estrella de Hollywood que ha caído rendido ante la inteligencia de los cerdos, que tienen una injusta reputación nada merecida. George Clooney compartió su vida durante 18 años con uno llamado Max, que le salvó la vida al despertarle durante un incendio en su casa y que fue la relación más estable que mantuvo hasta que apareció en su vida su esposa Amal.