Jasmila Žbanić: Grabando "Quo vadis, Aida?" no concebía otra guerra en Europa

·4 min de lectura

Barcelona, 8 may (EFE).- Tras vivir la guerra en Sarajevo y retratar el genocidio de Srebrenica en el filme "Quo vadis, Aida?" (2020), la directora bosnia Jasmila Žbanić asegura que, cuando estaba rodando la película, "no concebía" la posibilidad de que hubiera otra guerra en el corazón de Europa con la invasión de Ucrania por Rusia.

Conocida por su debut cinematográfico con "Grbavica", que se llevó el Oso de Oro de la Berlinale en 2006, Žbanić ha presentado esta semana en Barcelona "Quo vadis, Aida?" -nominada al Oscar y gran ganadora de los Premios del Cine Europeo en 2021-, con motivo de su nominación también al Premio del Público LUX 2022, organizado por el Parlamento Europeo.

La directora bosnia cree que, tanto la UE como la ONU hoy en día no actuarían de manera diferente frente al genocidio de Srebrenica, y considera que las instituciones internacionales no atienden suficientemente a la población afectada por la guerra de Ucrania, ha señalado Žbanić en una entrevista con Efe.

No obstante, para la cineasta la ONU en la era actual sigue teniendo un gran peso y un papel importante, y llama a "mantenerlo y mejorarlo", aunque "en Srebrenica fracasaron radical y catastróficamente".

En "Quo vadis, Aida?", que se ha podido ver en la Filmoteca de Cataluña, Žbanić plasma el mayor genocidio étnico en suelo europeo desde la Segunda Guerra Mundial, a través de una protagonista femenina, una mujer que ejerce de traductora para la ONU.

Más de 8.000 varones musulmanes fueron asesinados frente a la pasividad de los cascos azules en julio de 1995, tras la toma de Srebrenica por parte de las tropas serbobosnias bajo el mando del general Ratko Mladic, quien fue condenado por genocidio por un tribunal internacional en 2017.

Aún quedan por hallar los restos de cerca de un millar de víctimas y Žbanić pone en evidencia el desconocimiento de la gente joven hacia esta historia, puesto que "no está presente en la conciencia de los europeos".

"Fue muy duro escribir el guión porque es algo muy cercano a mi", cuenta la directora, que tenía 17 años cuando empezó la guerra de Bosnia, mientras expone el "largo viaje" que supuso conseguir financiación de los países europeos, especialmente de la misma Bosnia.

A pesar de las dificultades, la película acabó siendo una realidad que los supervivientes de la masacre "agradecieron mucho, especialmente las mujeres", expone Žbanić.

De hecho, Žbanić decidió reconstruir este conflicto internacional a través de los ojos de una mujer, Aida, una traductora de la ONU que teme que los serbios se lleven a su marido y a sus dos hijos: "La gente empatiza más con una persona que está intentando rescatar a su familia y para mí era más fácil identificarla con una perspectiva femenina del mundo".

Entre los extras del largometraje se encuentran algunos supervivientes de la guerra de Bosnia, que pasaron por situaciones similares a las del sitio de Srebrenica, y el rodaje no siempre fue fácil, asegura la directora.

En una ocasión, Žbanić tuvo que parar de grabar una escena donde un soldado serbio se dirigía a una base con el resto de la gente porque dos mujeres sufrieron un ataque de ansiedad, ya que la secuencia "les recordó a la manera en que los soldados les hablaban en el campo de concentración" donde estuvieron cuando eran niñas.

"Les decíamos que si era duro para ellos, que no volvieran. Ellos nos contestaban que les hacía revivir recuerdos, pero era muy importante contar esta historia", asegura Žbanić, así que el día después del incidente las extras vinieron a trabajar.

Para cambiar las cosas, Žbanić considera que Bosnia debería entrar en la UE y pasar a ser uno de sus estados miembros, aunque lamenta que no vaya a pasar nunca "porque la mayoría de los bosnios son musulmanes y la UE aún no está lo suficientemente abierta a eso".

"Quo vadis, Aida?" es candidata al Premio del Público LUX junto a "Great Freedom (Grosse Freiheit)" de Sebastian Meise y "Flee" de Jonas Poher Rasmusse -que también llegarán este mayo a la Filmoteca de Cataluña-, un galardón que será otorgado el próximo 8 de junio por la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, durante la sesión plenaria del PE en Estrasburgo.

Sara Soteras i Acosta

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente