Japón sigue a lo suyo en el Campeonato del Mundo de Judo de Taskent y suma ya cuatro oros

Japón sigue a lo suyo en el Campeonato del Mundo de Judo de Taskent y suma ya cuatro oros

El presidente de la Federación Internacional de Judo, Marius Vizer, junto al presidente de la Federación de Judo de Japón, Yasuhiro Yamashita, firmaron este viernes un importante acuerdo en favor de la prolongación de Tokio como sede de Grand Slam, demostrando la solidad relación existente entre ambas federaciones por el bien del judo.

El World Judo Tour volverá Tokio en diciembre, con los mejores judocas del planeta dispuestos un año más a hacer de esta cita una de las especiales del año.

Como también lo es la que nos ocupa estos días, el Campeonato del Mundo de Taskent, que en su segundo día de competición volvió a contar precisamente con Japón como uno de los grandes protagonistas. La doble campeona del mundo Uta Abe en busca de su tercer título mundial, en menos de 52 kilos.

Abe no tuvo problemas para llegar a semifinales, donde esperaba la francesa Amandine Buchard. Se trataba de un reedición de la última final olímpica, y el resultado sería el mismo: victoria para la japonesa.

La británica Chelsie Giles sería la encargada de plantarle cara en la final, tras vencer en semifinales ni más ni menos que a toda una campeona olímpica de menos de 48, la kosovar Distria Kraniqi.

Finalmente, y tras un combate tremendamente igualado, un inteligente contraataque daba la victoria a Uta Abe y relegaba al segundo cajón del podio a Giles. La japonesa se convertía en vigente campeona olímpica y mundial.

Yasuhiro Yamashita, miembro del Comité Ejecutivo de la Federación Internacional de Judo, entregaba las medallas.

"Ha sido un gran placer ganar el oro con mi hermano", confesaba después la campeona. "Sin duda ha sido una competición muy especial para nuestra familia".

La final más esperada

En menos de 66, dos luchadores destacaban este viernes por encima del resto, y ambos proceden de Japón. El mencionado hermano de Uta, Hifumi Abe, y Joshiro Maruyama. El año pasado, Maruyama se hacía con el título mundial, mientras que Abe se alzaba con el oro olímpico.

Como muchos esperaban, ambos se dieron cita en la final de Taskent. Maruyama a base de Uchi-matas, combate tras combate, y Abe mediante sus tan habituales explosivos ataques. El mundo del judo tenía ante sí la final soñada.

Al igual que hiciera su hermana, Hifumi Abe aseguró un waza-ari tras un buen contraataque que acabaría dándole una victoria realmente importante. Una jornada inolvidable para los famosos hermanos: entre ambos suman la friolera de seis títulos mundiales y dos oros olímpicos.

El ministro de Desarrollo Deportivo de Uzbekistán, Adkham Ikramov, hizo los honores en el podio.

"Ganamos juntos los Juegos Olímpicos y hoy hemos ganado juntos el Campeonato del Mundo", celebraba Hifumi, que también se acordaba de Maruyama: "Hoy he podido demostrar que soy más fuerte".

El Humo Arena volvió a ser el mejor escenario posible para una jornada repleta de buen judo que llevó el delirio a una grada entregada. Sin duda, las muchas actividades ofertadas mucho tuvieron que ver para crear un insuperable ambiente de judo que a buen seguro se repetirá este sábado. Aún hay mucho judo por ver.