Jane Fonda se convierte en un ejemplo de superación con su última rutina tras empezar la quimio

·2 min de lectura
Photo credit: @janefonda / Instagram
Photo credit: @janefonda / Instagram

Jane Fonda es un buen ejemplo de fortaleza. Hace poco más de un mes, la actriz estadounidense nos dejaba a todas boquiabiertas mostrando su impresionante forma física al convertirse a sus 84 años en la imagen de la línea deportiva de H&M, demostrando que la edad es un simple número. Y no solo eso; esa noticia llegaba a nuestros oídos después de su anuncio confirmando que sí, que tenía cáncer.

Muchas caímos en el error de pensar que, probablemente, tardaríamos en ver a Jane al frente de las manifestaciones contra el cambio climático o, incluso, enfundarse en sus mallas favoritas para realizar sus característicos entrenamientos de fuerza, pero como bien decíamos: Fonda no deja de sorprendernos mostrando que, en su caso, la quimioterapia no le quita las ganas de realizar flexiones y abdominales.

Es más, con sus rutinas, como ella misma dictaba, conseguía controlar ese cansancio y agotamiento característico de este tipo de tratamientos. De hecho, ella está siguiendo la prescripción del médico quién le dijo "que el mejor antídoto para el cansancio que puede provocar la quimioterapia es moverse".

Por eso mismo, tras caminar largos minutos (recuerda: andar 10 minutos al día es uno de los secretos para tener una vida longeva) en su día a día, ha decidido, tras descansar un periodo de tres semanas desde su última sesión de quimio, calzarse sus mejores zapatillas y realizar su característica rutina de fuerza y no solo eso, sino que, además, lo ha querido compartir, motivando así a las personas que se encuentren en una situación parecida.

De esta manera, podíamos verla realizar las temidas (por muchas) sentadillas con una mancuerna en cada mano y con la espalda apoyada en la pared a través de una enorme pelota de estabilidad desde la comodidad de su casa. Una pelota que, si eres seguidora de la activista, seguramente hayas visto en más de una ocasión entre sus publicaciones en redes sociales. Como, por ejemplo, en esta:

Donde nos quitaba el aliento haciéndonos partícipes del ya mencionado entrenamiento de fuerza a partir de bandas elásticas o de resistencia, logrando tonificar y esculpir -en esa ocasión- sus brazos.

Y, aunque su última rutina compartida no tiene ese característico brío de la actriz, se ha convertido en una de nuestras favoritas por la energía que desprende. Simplemente, es una auténtica motivación.