James Wan y "Maligno": "El público general ya no desprecia el cine de terror"

·4 min de lectura

Los Ángeles (EE.UU.), 9 sep (EFE).- Maestro contemporáneo del cine de terror gracias a sagas triunfales como "Saw" o "Expediente Warren", el director James Wan regresa ahora a sus orígenes con "Maligno", un potente y fascinante tributo al "giallo" italiano.

"Antes el público general despreciaba el género del terror, pero eso ya no sucede", asegura en una entrevista con Efe.

Tras adentrarse en las superproducciones de Hollywood con "Aquaman" (2018), Wan (Kuching, Malasia, 1977) presenta este viernes en las salas de EE.UU. y en HBO Max la cinta "Maligno", que cuenta con Annabelle Wallis como protagonista.

"Maligno" sigue los pasos de Madison (Wallis), una mujer con problemas para quedarse embarazada y que, de repente, empieza a tener por las noches unas terribles visiones de asesinatos que luego descubre que son crímenes reales.

Gran parte del atractivo de esta película reside en su homenaje al "giallo", un subgénero de terror popularizado por el cineasta Dario Argento y que, en el caso de "Maligno", se concreta en una estética marcada por los tonos rojos y negros y por ciertos detalles estridentes y casi operísticos de su puesta en escena.

Pregunta.- ¿Recuerda cuál fue la primera película de "giallo" que vio?

Respuesta.- Mi primera experiencia con el "giallo" fue "Rojo oscuro" ("Profondo rosso",1975) de Dario Argento y tuvo un enorme impacto en mí cuando era un adolescente.

Esa película cogía lo que era una estructura narrativa muy familiar de detectives, misterio y "quién lo hizo", y la ensombrecía con muchas capas de una dirección verdaderamente singular que yo no había visto hasta entonces.

Nunca pensé que se pudiera tomar una historia de detectives y convertirla en una cinta de terror, pero eso es básicamente lo que Argento hizo.

A mí me encanta mezclar géneros así que la idea de coger un 'thriller' y combinarlo con terror me resultaba muy emocionante y me abrió los ojos a todo tipo de posibilidades.

P.- ¿Por qué quiso hacer una película de "giallo" en este punto de su trayectoria?

R.- Creo que ahora más que nunca en mi carrera, que la gente me conoce más por películas de gran presupuesto como "Aquaman", quería regresar y recordar a los seguidores del terror que todavía soy uno de los suyos, que todavía soy un fan "hardcore" del terror (sonríe).

Pese a que he pasado los últimos diez años haciendo películas de espíritus y cosas sobrenaturales como las sagas de "Insidious" o "Expediente Warren", todavía me encanta lo que hice en los comienzos de mi carrera con cintas como "Saw" (2004) o "Silencio desde el mal" (2007).

Era un estilo de cine más crudo y visceral, algo que no había hecho en mucho tiempo, así que básicamente quería visitar ese lugar de nuevo.

PÉRDIDA Y FRUSTRACIÓN

P.- ¿Cómo juega "Maligno" con las ideas de la maternidad y la familia?

R.- Una de las cosas que nos atrajo de esta historia, también a Annabelle Wallis, es la idea de la pérdida.

Madison es una mujer que siempre ha querido ser madre y, pese a que está casada con un hombre horrible, quiere tener esa conexión con un niño porque es algo que ella no tuvo cuando creció, ya que fue adoptada. Quiere dar ese amor y esa conexión a sus hijos, pero no puede tenerlos.

Como comienzo de una película, eso nos pareció muy oscuro. Pero la película se vuelve aún más oscura y eso es bastante divertido (risas).

Dicho esto, es una película de terror; así que eso me permite explorar otros temas que en otro tipo de géneros no puedes. Si empiezas una cinta (que no sea de terror) con una mujer que ha perdido a su hijo y que sufre maltratos por parte de su marido realmente no hay ningún lugar al que ir desde ahí.

Pero en esta película, es algo así como el trampolín para que nuestra protagonista descubra quién es, qué le esta afligiendo y por qué ese asesino está matando gente a su alrededor y la está persiguiendo.

P.- ¿Cómo ve la situación del cine de terror hoy en día?

R.- Creo que es un gran momento para los fans del terror.

Me parece que el panorama ha cambiado mucho desde cuando empecé con películas como "Saw". Incluso entonces, el público general despreciaba el género del terror, pero eso ya no sucede.

Honestamente pienso que el terror ha entrado a lo grande en el "mainstream". En nuestra industria lo vemos una y otra vez: son las películas de terror las que siguen salvando nuestro negocio. Cada vez que vamos un poco hacia abajo (en la taquilla), aparece una película de terror que vuelve a levantar las cosas. Directores y actores respetables ahora están dispuestos a probar el terror y eso es algo que no hubieran hecho hace diez o quince años.

Es algo verdaderamente "cool" y estoy realmente emocionado por ver a esta nueva generación de espectadores que está viendo y disfrutando de estas películas sin ningún tipo de estigma relacionado con ello.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente