Jack Shephard iba a morir en el piloto de Perdidos, el personaje que catapultó a Matthew Fox

Obviando la decepción de su desenlace, durante las seis temporadas emitidas entre 2004 y 2010, Perdidos se convirtió en la serie en mayúsculas gracias a una historia repleta de entresijos y un reparto potente.

Y si debemos destacar a uno de ellos, sería su protagonista (con perdón a John Locke). En esta ficción de ABC creada por J. J. Abrams, Matthew Fox logró ganarse al público con el personaje más superviviente y bondadoso de todos, aunque algunos fans todavía desconocen que este actor iba a aparecer sólo en un capítulo, el piloto, que por cierto costó entre 10 y 14 millones de dólares.

(©ABC)

Como recoge el libro de Alan Sepinwall, The Revolution Was Televised, cuyo capítulo con esta anécdota publicó Grantland, el libreto del piloto original pretendía darle el protagonismo de una serie de ciencia ficción a una mujer mucho antes del movimiento Time’s Up.

La idea era matar a Jack a mitad del primer episodio sorprendiento a la audiencia con la intención de demostrar que nadie estaba a salvo en la isla. Muy parecido a lo que hizo Juego de Tronos años más tarde. Con esta muerte repentina pretendían forzar el protagonismo sobre Kate, encarnada por Evangeline Lilly.

Lo que pasó fue que a los ejecutivos de ABC les gustó tanto la actuación de Matthew Fox que decidieron convencer a los guionistas para que lo mantuvieran con vida, otorgándole el papel principal y quitándose de la cabeza la idea de que muriese en el primer episodio y que Kate se convirtiera en cabecilla. Y es que para Steve McPherson, el entonces presidente de ABC, acabar dramáticamente con el protagonista haría que los espectadores no confiaran en la serie.

De esta manera, su muerte pasó a ser la del copiloto y el personaje de Kate cambió de ser una prometida que no sabe si su pareja sigue con vida o no al estar en la parte trasera del avión, a una fugitiva de la justicia, haciendo que los tortolitos separados sean Rose y Bernard.

De esta manera, Jack Shephard se convirtió en una especie de líder para los supervivientes del Vuelo Oceanic 815, lo que viene siendo un Rick Grimes de The Walking Dead pero a la antigua.

Esto permitió a Matthew Fox integrarse al elenco indefinidamente y desarrollar un personaje bastante peculiar. Seguro que todavía recuerdas cómo Jack Shephard trataba de solucionar conflictos ayudándose de la lógica y cómo protagonizó el triángulo amoroso por excelencia junto a Sawyer y Kate – aunque curiosamente en la vida real Evangeline Lilly se decantó por otro de los compañeros del reparto ya que mantuvo una relación sentimental con Dominic Monaghan-. Un intenso rol que inicialmente estaba previsto para Michael Keaton. Sí, el actor de Batman o Beetlejuice rechazó el papel tras descubrir que iba a ser un personaje regular en la serie.

Pero volviendo a Matthew Fox. A pesar de ser el protagonista de la ficción, el intérprete no estuvo en todos los episodios de Perdidos. De hecho, quien aparece en más capítulos es Jorge García, encarnando al icónico Hurley en un total de 118 de los 121 emitidos. De cualquier manera, esta serie marcó un antes y un después en la ficción televisiva y, por supuesto, en la propia carrera del actor principal.

Ahora bien, si te preguntas qué fue de Matthew Fox he de decirte que ha pasado con más pena que glorias estos últimos años. Y no sólo lo digo porque la estrella de Perdidos fuera arrestada dos años después del desenlace de la serie por conducir ebrio en el estado de Oregón (Estados Unidos), sino porque desde entonces no ha logrado un papel que le encumbrara a la cima del éxito como sucedió antaño con su primer papel protagonista, Charlie Salinger en Cinco en familia, o con su rol posterior de doctor Jack Shephard en la producción de ABC.

(©FOX)

Y es que los trabajos de este estadounidense, al que por cierto su padre le prohibió disponer de televisor en su hogar hasta que cumplió 15 años, ahora se cuentan con los dedos de una mano. Vale que allá por 2012 Matthew Fox tuvo papeles principales en Emperador y Alex Cross, donde sorprendió a todos con su transformación física, pero ya un año después apenas tenía una línea de diálogo en Guerra Mundial Z cuando su personaje fue casi eliminado en la sala de montaje.

En su deseo constante de primar la calidad frente a la cantidad, en 2015 protagonizó Extinction, además del western Bone Tomahawk, pero, desde entonces, su carrera se vino abajo ya que no ha vuelto a participar en ningún proyecto. Es decir, lleva cuatro años sin aparecer delante de una cámara.


Sabemos que es un ávido fotógrafo y que es padre de dos hijos con su esposa Margherita Ronchi. Pero qué ha sido de su carrera es todo un misterio. Se podría suponer que el fracaso de sus últimas películas no ayudaron a cimentar su rol en Hollywood, pero tampoco sus escándalos personales. Además de ser arrestado en 2012 y prometer en el programa de Ellen que no volvería a cometer el mismo error, su nombre estuvo en tabloides un año antes cuando una mujer de Cleveland lo acusó de golpearle en sus partes íntimas.

La polémica empeoró cuando su compañero de serie, Dominic Monaghan, dijo en Twitter que Matthew Fox “pegaba a la mujeres” haciendo referencia a aquella acusación. La cosa solo empeoró para su reputación en la industria y para su familia, a pesar de que el actor siempre lo negó y el juicio civil terminó siendo deshechado por tratarse aparentemente de una mentira. “Ha sido un año duro para mí y mi familia. Es muy difícil ser acusado de algo que no hiciste. Jamás golpeè a una mujer en mi vida, ni lo hice ni lo haré”.

Y aunque él aclaró lo sucedido en la entrevista citada con Ellen, su nombre ya estaba manchado.

A su favor debemos recordar que ese mismo año ya había sugerido un posible retiro de la actuación en una entrevista con Men's Journal en 2012. Dijo que lo estaba considerando, afirmando que si no conseguía “oportunidades de calidad” probablemente se retiraría. ¿Será el caso?

Los cliffhangers de Perdidos no dejaron indiferentes a nadie y todavía hoy, casi una década después del desenlace de la serie, los fans piden el regreso de esta historia que se convirtió en la precursora de una forma de hacer televisión.

Quién sabe si más pronto que tarde Perdidos se sume a la fiebre nostálgica y la trama continúe en la pequeña pantalla, aunque parece bastante improbable. La propia Evangeline Lilly se opone a un posible regreso: “No me gustan los reinicios y las nuevas versiones”, sentenció en EW el pasado año. De cualquier manera, Karey Burke, presidenta de ABC, quiere nuevos capítulos, tal y como anunció en el evento de Television Critics Association hace unos meses recodigo por The Hollywood Reporter.

¿Consideras que Perdidos hubiera sido diferente si desde el primer episodio los guionistas hubieran acabado con el héroe de la historia?

Para seguir leyendo:

La hermandad entre mujeres es el nuevo ‘must’ de las series

El inexplicable declive de Big Little Lies: cuando se fuerza una temporada que no hace falta

¿Qué fue de Jason Lee, el protagonista de Me llamo Earl?

Fleabag, la serie sensación del momento: cuando una mujer no tiene miedo a reírse de sí misma

¿No entendiste el final de Perdidos? Evangeline Lilly arroja algo de luz (ocho años después del desenlace)