Izal se mete entre el público en la despedida del Low Festival

·2 min de lectura

Benidorm (Alicante), 1 ago (EFE).- Izal ha saltado este domingo la valla de seguridad que les separaba de sus fans y se ha metido entre el público de Benidorm para cantar "Qué bien", la penúltima canción de un concierto que durante una hora ha parado el tiempo y monopolizado la jornada del Low Festival en uno de los "penúltimos" shows de la banda, que se despide este 2022 de los escenarios.

Adentrándose en el público -que ha llenado por completo el estadio Guillermo Amor en el concierto más numeroso de las tres jornadas de festival- han concluido no solo el concierto, sino también las actuaciones estelares del Low, que ha puesto punto y final a una edición sin 'sold out', pero con una convincente entrada.

El quinteto, que ha saltado al ruedo con "El Pozo", ha querido hacer una "Pequeña gran revolución" en una noche de la que esperaban tirarse "en gayumbos" a la piscina de Benidorm y en la que han compartido escenario con Primal Scream, Alizzz o La La Love You.

Para esa pequeña "revolución", como reza uno de sus temas, Alberto, el guitarrista de la banda, y Mikel Izal -el vocalista- han bajado del escenario guitarra en mano hasta el público, donde han cantado, mientras los fans se hacían fotos y rodeaban a los dos artistas, que no han tenido ningún problema para seguir cantando.

Antes de eso, Izal había encadenado "Copacabana", "Asuntos delicados" y "He vuelto" antes de llegar a "Inercia". A pesar de haber sacado disco el año pasado, la banda ha repasado sus más de diez años de carrera con temas de sus siete álbumes ante un público entregado, consciente de que esta sería una de las últimas ocasiones que podrían disfrutar del grupo.

Así, ha sido con las canciones de "Copacabana" y "Magia & Efectos Especiales" con los temas con los que la banda más ha hecho vibrar a los alrededor de 20.000 asistentes de esta tercera jornada, que también han disfrutado de Carlos Sadness minutos antes y Delaporte.

Precisamente Delaporte, un dúo de pop electrónico formado por una española y un italiano, ha sido una de las sorpresas positivas de la noche, puesto que ha sorprendido a propios y extraños versionando temas del pop más comercial de los últimos años pero también con temas propios como "Clap clap" o "Droga Dura".

El Low, que ha vivido su vuelta tras dos veranos de parón, ha vuelto con fuerza de la mano de artistas consagrados como Fangoria, pero sobre todo de cantantes emergentes como Nathy Peluso o la magistral Amaia, que dio este sábado el mejor concierto del festival y también ha servido para abrir puertas a productos más desconocidos, como el pop electrónico de Delaporte.

Pese al éxito del festival, máxime tras la incertidumbre provocada por la pandemia, quizá sigan un escalón por debajo del Arenal Sound o el Primavera Sound, aunque la brecha seacortando.

Carlos Rosique

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente