De IT a Luca: quién es Jack Dylan Grazer, una de las jóvenes promesas de Hollywood para seguir muy de cerca

·6 min de lectura
El actor le pone la voz al personaje de Alberto Scorfano en la flamante producción de animación
Grosby Group

El actor de 17 años Jack Dylan Grazer se define como un joven impulsivo, que no piensa antes de actuar porque considera que no podemos vivir en un estado dubitativo constante. Por lo tanto, tampoco duda cuando, en diálogo con LA NACION, hace un repaso por su breve pero interesante carrera y elige al personaje “más hermoso” que le tocó interpretar.

“Con Alberto Scorfano me divertí como en ninguna otra ocasión”, expresa, en relación al rol al que le puso la voz para el nuevo film original de Disney y Pixar, Luca, ópera prima del talentoso realizador italiano Enrico Casarosa (responsable del brillante cortometraje nominado al Oscar, La Luna), que ya se puede ver en la plataforma Disney+. En el largometraje, perfilado a convertirse en uno de los mejores del año, el actor interpreta a una criatura marina que, cuando emerge a la superficie, se convierte en un joven común y corriente que acompaña a Luca (Jacob Tremblay) en su camino de autodescubrimiento en un contexto donde todo reluce.

Junio: qué ver en Disney+, Amazon Prime Video, Directv GO, Apple TV+ y más

Para Grazer, quien comenzó a trabajar en 2014 en la serie The Greatest Event in Television History y al año siguiente fue parte del film Tales of Halloween, Alberto representa todo aquello que él admira y todo aquello que él aspira a ser: una persona con la capacidad para disfrutar de su libertad, pero sin perder esa cuota de vulnerabilidad que termina surgiendo tarde o temprano. “Alberto tiene muchas capas”, expresa. “Es divertido, es exuberante, es el personaje más lindo que interpreté. Lo que más admiro de él es que tiene un anhelo muy fuerte por explorar todo aquello que le da curiosidad, y que su imaginación es realmente vasta”, añade Grazer, para luego remarcar el punto en el que más conectó con ese rol.

“Es impulsivo y actúa sobre ese impulso, frecuentemente hace cosas sin pensar y yo soy así, nunca pienso antes de actuar, lo cual puede ser una maldición y una bendición al mismo tiempo . Pero en cuanto a Alberto, con él siempre es una bendición”, asevera entre risas y con una forma de comunicarse muy expresiva, agitando sus manos cuando menciona algo que despierta su entusiasmo. En ese aspecto, es imposible no trazar un paralelismo con la gestualidad de Fraser Wilson, el joven protagonista de la serie de Luca Guadagnino (Llámame por tu nombre), We Are Who We Are, que se estrenó el año pasado en HBO y que fue personificado por Grazer.

Fraser no era un personaje fácil de navegar y ciertamente tenía similitudes con el Elio Perlman de la aclamada película de Guadagnino por la que Timothée Chalamet fue nominado al Oscar. Esa búsqueda de la identidad y ese goce del aquí y ahora efectivamente los hermanaba.

En cuanto a las diferencias, Fraser batallaba contra la desesperanza, y mantenía una áspera relación con su madre [interpretada por Chloë Sevigny], lo cual podía convertirlo en una persona volátil. Con el correr de los episodios, Grazer encontró la mejor forma de abordarlo y, según sus palabras a LA NACION, tanto la serie de Guadagnino como los films Beautiful Boy: siempre serás mi hijo, ese fenómeno que fue el relanzamiento de It y la película de superhéroes ¡Shazam!, fueron los perfectos ejemplos de cómo no duda al elegir proyectos que reúnan dos condiciones imprescindibles.

El actor, con tan solo 17 años, ya brilló en películas como It y Beautiful Boy, y en TV en Me, Myself & I y We Are Who We Are
Grosby Group


El actor, con tan solo 17 años, ya brilló en películas como It y Beautiful Boy, y en TV en Me, Myself & I y We Are Who We Are (Grosby Group/)

“Para mí todo pasa por el guion”, cuenta. “Eso define lo que decido hacer. “Es el lienzo, todo parte desde allí, aunque por supuesto siempre está el elenco. Si hay un elenco con figuras talentosas trabajando con un gran guion, pienso que eso siempre se traduce en una obra maestra. Yo estuve al lado de actores increíbles y de directores extraordinarios, tanto en cine como en televisión, y trabajar con ellos fue un privilegio”, remarca el hijo del actor Gavin Grazer y sobrino del prolífico productor Brian Grazer.

Actualmente, el joven está retomando la filmación de ¡Shazam! (Fury of the Gods), donde revisitará al personaje de Freddy Freeman en la secuela que ya tiene teaser. Los trabajos de Grazer hasta el momento están signados por esos relatos coming of age con jóvenes que deben enfrentarse a sus debilidades, como su Eddie Kaspbrak de It y como Alberto de Luca, un personaje que, como el propio actor no deja de remarcar, es absolutamente entrañable.

Luca y el desafío de la animación

Luca está ambientada en un pueblo costero de la Riviera italiana, y fue coescrita por Jesse Andrews y Mike Jones, con una extraordinaria fotografía de David Juan Bianchi y Kim White. Casarosa se inspiró en su propia infancia -más precisamente, en la figura de un amigo que lo inspiró a soñar en grande- y cuando escuchó a Grazer no pudo evitar pensar que el rol de Alberto ya tenía dueño. “Me invitaron al estudio a conocer a Enrico y a grabar algunas frases”, le cuenta el actor a LA NACION. “Unas semanas más tarde, me llamaron para decirme que el papel era mío”.

-¿Cómo fue el proceso de grabación en pleno aislamiento por la pandemia? ¿Pudiste grabar con Jacob y el resto de los actores?

-No, no pude hacerlo. Tuve que grabar solo, en mi casa, en un armario. Me mandaron muchos equipos, y teléfonos para poner en las paredes, fue muy difícil, no solo como actor sino también como persona haber estado en un armario por tanto tiempo (risas); fue raro, pero también un aprendizaje, una gran experiencia.

Luca fue dirigida por el italiano Enrico Casarosa, con las voces de Dylan Grazer y Jacob Tremblay
Gentileza Disney+


Luca fue dirigida por el italiano Enrico Casarosa, con las voces de Dylan Grazer y Jacob Tremblay (Gentileza Disney+/)

-¿Enrico te habló de su infancia? ¿Cuánto te ayudó eso a la hora de encontrarle la voz a Alberto?

-¡Sí, me contó y me ayudó mucho! Enrico se veía más reflejado en Luca en esa época, pero había un chico que le recordaba mucho a Alberto, que era el chico cool, que lo llamaba y le decía “¡Ey, vení! ¡Vamos a tirarle pelotas a la pared! ¡Rompamos vidrios!” Pero no se trataba de una mala influencia sino de alguien que transmitía emoción por lo que hacía, diversión, que transmitía juventud, que es eso: la libertad, la aventura y descubrir todas esas cosas locas que te pasan en esa etapa.

Asimismo, Frazer, quien a pesar de su corta edad ya recorrió casi toda Italia, promete que el espectador se encontrará con un retrato fidedigno de sus pequeños pueblos.

“Esta película hace un gran trabajo en encapsular la belleza, el olor, la pasión, la comida del lugar, los colores también son tan hermosos, la fotografía es brillante, es realmente muy bello lo que creó Enrico”, adelanta y, fiel a su estilo, tampoco duda cuando se le pregunta acerca del núcleo del guion que alguna vez fue un lienzo en blanco. “El mensaje que transmite Luca es que puedas sentirte cómodo en tu propia piel... ¡Ah! Y que no juzgues a un libro por su portada”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente