La isla de las tentaciones: ¿Qué pareja de GH se 'colará' en el reality?

La isla de las tentaciones: ¿Qué pareja de GH se 'colará' en el reality?

La nueva temporada televisiva ya ha arrancado y los nuevos programas están a punto de ser estrenados. Uno de los más esperados es, sin duda, La isla de las tentaciones, que llega a Telecinco y Cuatro el próximo jueves a las 22:40 horas. Mónica Naranjo será la encargada de presentar el reality de parejas desde la isla y Sandra Barneda dirigirá los debates desde Madrid. Cinco parejas pondrán a prueba su amor en este nuevo formato, de gran éxito ya en Italia, pero hay una que los espectadores reconocerán nada más verles.

Se trata de dos exconcursantes de Gran Hermano 14 que fueron de los más queridos de su edición. Gonzalo Montoya entró a la casa de Guadalix a medidados del año 2013 junto a su hermano gemelo Carlos y pronto se convirtieron en protagonistas de la vida en directo. Guapos, simpáticos y con ese gracejo andaluz tan divertido, los hermanos Montoya se hicieron con el cariño del público y de los habitantes de la casa más famosa de la televisión.

Gonzalo se fijó casi desde el primer día en Susana Molina. Ella, más tímida, trató de resistirse a los encantos del sevillano pero finalmente cayó rendida en sus brazos, algo que provocó más de una discusión entre los dos hermanos gemelos, ya que Carlos aseguraba que Gonzalo se había convertido en una marioneta de la concursante de Murcia. Y es que Susana no estaba segura de sus sentimientos y las crisis y discusiones de la pareja fueron la nota general durante todo el concurso.

Los hermanos salieron por la puerta de atrás del concurso ya que fueron nominados disciplinariamente por la dirección del programa tras un encontronazo muy fuerte con otra compañera, Argi, con la que Gonzalo había mantenido una relación antes de entrar a la casa, durante una fiesta. Finalmente, Susana se convertía en la ganadora de GH 14 y su vida a partir de entonces cambiaba para siempre.

A su salida del reality de Telecinco, Susana no quiso pisar demasiados platós y trató de volver a su vida anterior cuando antes. Pero ya nada era lo mismo porque ella se había enamorado de Gonzalo, un romance que la mismísima Mercedes Milá había bendecido durante el concurso. Susana decidió mudarse de ciudad y dejar Murcia para irse a vivir a Sevilla al lado de Gonzalo.

Allí las cosas no fueron sencillas al inicio puesto que Susana no conocía a nadie en la capital hispalense. Tuvo que acostumbrarse a su nueva universidad y a nuevas amistades. Entre sus nuevas amigas, Susana ha entablado una bonita relación con Anabel Pantoja, sobrina de la tonadillera, con la que incluso ha abierto un negocio de manicuras y belleza en Sevilla. Casi seis años más tarde, la pareja estaba feliz, iban a la Feria de Abril juntos, salían a las discotecas de moda juntos y hasta llegaron a plantearse aumentar la familia.

En junio del año pasado, la pareja dejaba de seguirse en las redes sociales tras unos días de desconexión, lo que indicaba que la cosa entre ellos no estaba demasiado bien, pero decidían darse una última oportunidad para salvar su historia. De hecho, cuando les propusieron entrar a La isla de las tentaciones para probar la fuerza de su amor nacido en un reality, lo suyo ya estaba empezando a hacer aguas. “Nos conocimos en un programa de televisión, sería muy gracioso que también lo dejáramos en un programa, espero que no”, comentaban en la promo del programa.

“Antes de llegar a la isla, Gonzalo y yo estábamos estancados como pareja. Queríamos recuperar la química del principio”, explicaba Susana hace unos días en un programa de la cadena, algo que corroboraba poco después también Gonzalo. Ahora solo queda esperar a ver cómo se desarrolla en concurso de Mónica Naranjo y si Gonzalo y Susana serán capaces de superar las tentaciones en forma de chicos y chicas guapos y solteros en un paraje de ensueño o su relación de seis años será finiquitada para siempre.

Más historias que te pueden interesar: