Isabelle Junot: "No caigo en la tontería del qué dirán"

isabelle junot
Isabelle Junnot en ELLERafa Gallar

"Why not? (¿Por qué no?)". Es la primera pregunta que se le enciende como una bombilla en la cabeza a Isabelle Junot (Nueva York, 1991) cada vez que algún plan surge de imprevisto. Y lo hace a una velocidad frenética, aunque a veces no lo exprese de la forma más correcta: mezclando expresiones en inglés con verbos franceses conjugados en español. Sin embargo los que la escuchan la entienden perfectamente. "Es algo que tienes que coger en cuenta... ¿'Tomar' en cuenta?", duda mientras gesticula con inquietud y repite para memorizarlo cuando recibe la construcción correcta. "Tener en cuenta. Tener en cuenta...", dice entre carcajadas. Sin dejar que estos leves 'baches' en su discurso la interrumpan en absoluto, continúa defendiendo su tesón y buena voluntad frente a todo lo que se ponga en su camino. "Prefiero intentar algo y tener que arrepentirme de haberlo hecho después a no atreverme y quedarme con las ganas pensando qué habría pasado si lo hubiera hecho", argumenta.

La hija del empresario y promotor inmobiliario francés Philippe Junot y la 'socialité' danesa Nina Wendelboe-Larsen ha vivido entre Nueva York, París, Copenhague y Londres, pero fue al instalarse en Madrid en 2018 cuando su plan de vida finalmente tomó forma. Tras casarse el pasado mes de abril con Álvaro Falcó, marqués de Cubas, y empezar a acaparar páginas en las revistas de papel 'couché', Isabelle recibió una de esas ofertas que no pudo rechazar: participar en la edición 'Celebrity' de 'MasterChef' España. Aquí ha podido por fin dar rienda suelta a sus dos grandes pasiones: la interpretación –que estudió en la Universidad de Virginia, EE UU– y la nutrición –de la que ejerce como 'coach' de alimentación intuitiva a través de su programa 'online' Isa Healthy Life–. Como confidente y mentora para enfrentarse a los focos con solvencia ha contado además con la ayuda de Tamara Falcó –prima de su marido y flamante ganadora de la cuarta edición en 2019–. "En cuanto me lo propusieron, la primera llamada se la hice a ella para que me dijera si de verdad me veía participando. Me habló maravillas y me aseguró que me iba a encantar todo, aunque es muy exigente. Me ayudó cuando me daban bajones y no creía que fuera a aguantarlo. Ha sido mi soporte moral", reconoce.
Entre risas y algún que otro leve y adorable resbalón gramatical, Isabelle se descubre tal cual es.

isabelle junot
‘Blazer’ y medias de Dolce & Gabbana y zapatos de Aquazzura. Rafa Gallar

Has crecido en un entorno con una importante proyección mediática desde la cuna. ¿Te ha resultado natural acabar formando parte de este círculo?

Sí, es algo que me acompaña desde que soy pequeña y sobre todo mucho más desde que llegué a España. Se ha desarrollado naturalmente, sin yo buscarlo, pero ha sido muy fácil. Estoy abierta porque sé que con esto vienen cosas buenas que me abren puertas. Siempre ha habido interés en mí, por mi marido sobre todo, y he sido alguien público, pero mantengo la discreción. Comparto cosas de mi trabajo, cotidianas, aunque nunca de la intimidad. Por muy pública que sea mi figura, hay una discreción que me gusta mantener.

¿Cuál ha sido el mejor consejo que has recibido de tus padres para poder enfrentarte a esta presencia pública?

Me han inculcado que sea yo misma, que no tenga miedo a mostrarme y de hacerlo lo mejor que pueda. Me han dado esa confianza siempre para poder demostrarlo.

De Nueva York a Copenhague pasando por París y Londres. ¿Cómo viviste una infancia entre tantos países?

He sido muy afortunada y lo recuerdo como una experiencia gratificante, porque al final te llevas lo mejor de cada sitio. Es un puzle muy heterogéneo que cuando creces te ayuda a adaptarte a cualquier sitio. Para mi evolución ha sido increíble, me ha enseñado idiomas y a adaptarme a cualquier cultura y sus costumbres.


isabelle junot
Jersey y pantalón de lana de Max Mara.Rafa Gallar

¿Por qué decidiste trasladarte finalmente a Madrid?

Ya había vivido en la ciudad durante tres años cuando era adolescente. Sin embargo esta vez fue una decisión completamente impulsiva. Estaba viviendo en Nueva York y me iba a mudar a Los Ángeles, pero antes quise venir unos días a Madrid, porque desde pequeña he pasado épocas en España y siento un vínculo emocional con este país. Ya aquí cambié mi vuelo una vez, dos veces y a la tercera reconocí las señales para que me quedara. Hemos pasado las vacaciones familiares en Marbella, nuestra base. Mis padres se separaron cuando era niña, aunque allí disfrutábamos de las Navidades, los veranos... Ahora podemos estar cada uno en una punta del mundo, pero aquí tenemos nuestro punto de encuentro. España es lo que nos une. Y es curioso porque ¡ninguno somos españoles!

Tras estudiar Arte Dramático y participar en algunos proyectos de cine te reconvertiste en 'coach' nutricional y te defines como 'intuitiva'. ¿En qué consiste ese trabajo?

La idea es abandonar el concepto de comer para estar delgada y pasar al de estar sano manteniendo una relación saludable con la alimentación. Si te comes una galleta, que eso no desencadene en que termines todo el paquete y después te lances a la pasta, la pizza... y decidas que ya te cuidarás mañana. Es necesario mantener una actitud con la comida en la que se pierda la culpabilidad, comiendo intencionalmente y escuchando las señales de tu cuerpo. Porque tendemos a estar desconectados de él y, aunque es un proceso largo que no ocurre de un día para otro, lo importante es respetarlo para alcanzar la felicidad. Si te centras en prohibirte cosas, eso será lo único en lo que podrás pensar.

isabelle junot
Jersey de MM6 Maison Margiela y minifalda plateada de Paco Rabanne.Rafa Gallar


Entonces, lo que tú haces no es un programa de dieta al uso, sino un planteamiento vital, a largo plazo, ¿verdad?

Exacto. El 90% de la gente, cuando oye el término 'coach' de alimentación intuitiva, levanta la ceja. Yo al principio tampoco lo entendí, pero tras estudiarlo y sacarme el certificado comprendí que se centraba en un ángulo psicológico. No es una dieta con la que consigues bajar unos kilos en un tiempo marcado, sino que se plantea sanar esa relación con la comida para llegar a un punto de eliminar la ansiedad. En vez de funcionar automáticamente lo convierte en una forma de vida. Te centras en ti, y la relación con todo es más sano.

Centrémonos en ti: ¿cuáles son las tres cualidades que mejor te definen?

Primero, el humor. Que no falte, porque si él la vida es muy triste. Hay que saber reírse de una misma y no tomarse en serio todo el rato. Después, la lealtad. No fallar a tu gente, estar ahí para ellos. Mi padre me dijo una vez: «Sólo tienes un puñado de amigos, y si alguno de ellos tiene un problema, tú también lo tienes». Y tercero, la positividad. Tiro para adelante con las cosas, no me da miedo, tengo tesón. Apuesto por mí misma y no me importa lo que digan los demás. No caigo en la tontería de pensar en el qué dirán o el no vaya a ser que...

isabelle junot
Camisa, ‘shorts’ y medias de Valentino y zapatos de Valentino Garavani.Rafa Gallar

Precisamente ese optimismo, hilo conductor de tu propuesta vital, es el centro de Isa Healthy Life, desde donde aseguras que has alcanzado una vida empoderada. ¿Qué es eso?

La confianza en mí misma, haberme encontrado y no dejarme influir por las opiniones de los demás. Pensar en qué me conviene, qué me gusta, y que eso sea algo real y auténtico.

Como tu relación con Álvaro... Lleváis casados ya seis meses, ¿cuál es tu valoración de la convivencia hasta ahora?

Todo entre nosotros sigue igual de increíble que siempre, es una relación muy fácil. Él me da paz, saca lo mejor de mí. Y aunque convertirnos en marido y mujer tampoco ha sido un gran cambio, quizás nos ha dado más complicidad.