Isabel Pantoja opina sobre si la depresión de Kiko Rivera es falsa

Anna Sanchez
·3 min de lectura
Isabel Pantoja siembra la duda sobre una posible invención de Kiko Rivera (Telecinco)
Isabel Pantoja siembra la duda sobre una posible invención de Kiko Rivera (Telecinco)

El drama Pantoja sigue su curso y hoy me he quedado a cuadros leyendo el blog de Paloma García-Pelayo que ha llamado por teléfono en privado a Isabel Pantoja y nos cuenta lo que le ha dicho la tonadillera.

Recapitulando por si alguien no sabe de que va la telenovela, Kiko Rivera se sentó en el ‘Deluxe’ a contar que tiene depresión y que ha recaído en su adicción a las drogas. Su madre llamó en directo diciéndole que no contara esas cosas y que “eso no es importante en plena pandemia”.

Obviamente esa humillación maternal y pública sentó fatal al DJ que, días después colgó en IG un post que decía “Todavía espero que vengas a darme ese beso” dado que Isabel había dicho en la llamada al programa que “mañana mismo” iba a besarle y no lo hizo.

Bien, desde entonces la tensión fue increscendo hasta que la cantante llamó hecha una furia al “Programa de Ana Rosa” diciendo que se contaban mentiras y que, justo antes de ir al ‘Deluxe’ su hijo había quedado con ella para ir a comer el domingo con las niñas y estaba perfectamente.

La sombra de la mentira planea sobre Rivera y lo más triste es que la siembra su madre contando todas estas cosas. Pues bien, tras esa llamada enfadada a ‘AR’, Paloma García-Pelayo quiso hablar con la artista de primera mano y en privado.

En su blog relata que “Minutos antes de contactar con Pantoja, me sitúan a Kiko en una comida en Sevilla, el viernes 16 de octubre, 24 horas antes de la “gran depresión”. “Estaba comiendo en un sitio que hay cerca del puente de Triana con el hijo de Raquel Bollo. No parecía nada triste. Estaba con el móvil, haciéndose fotos. Cuando lo vi la noche siguiente, pensé que era puro guion”, me cuenta quien conoce los detalles de esa comida en Sevilla.”

Y prosigue: “Isabel me corrobora el encuentro festivo de ese viernes y explica que le hicieron una videollamada para que viera a la pequeña de Cortés. “Estaban felices, mi hijo estupendamente. Fue entonces cuando me dijo que no vendría a comer al día siguiente con las niñas porque iba al ‘Deluxe’ a zanjar un asunto y a cantar. No, no sé qué le pasa”.

Además Pantoja le relata a la periodista que: “Últimamente le costaba hablar con él, que se liaba muchas horas con un videojuego y que cuando intentaba hablar estaba ocupado. Eso durante el último mes. “No puedo decir que no tenga una depresión, pero quiero verlo, míralo a los ojos y escucharle. Conozco a mi hijo”.

Y aquí viene lo gordo ante una fantástica pregunta de Paloma: “Le vuelvo a preguntar por la posibilidad de que su hijo le haya engañado. Se pone seria, hace una larga pausa y me dice: “Cuando lo vea y le mire a los ojos, lo sabré. Sé que está sin trabajo, como miles de personas por la pandemia “. ¿Y si te ha engañado?, continúo. “Lo diré. Por eso no viene a verme”.

Es muy fuerte como en vez de sentenciar (que Isabel es muy de sentenciar categóricamente todo) y decirle a la periodista: “Mi hijo no miente”, lo que le dice es “Lo sabré cuando le mire a los ojos”, es decir, que deja un lugar a la duda de que todo sea un paripé de su hijo y una enorme mentira para ella y la audiencia.

Pero es que no contenta con eso, la tonadillera sentencia “Lo diré” en caso de que sea mentira, es decir, que haría público el show de Kiko si fuera falso dejando a su hijo más a los pies de los caballos que nunca. Lo dicho, me he quedado a cuadros.

Más historias que te pueden interesar

El zasca épico de Kiko Rivera contra su madre, Isabel Pantoja, en Instagram

Rafa Mora pone cifras al despilfarro de dinero que lleva Kiko Rivera

Irene Rosales le da un ultimátum a Kiko Rivera