Isabel Arvide, la periodista que penosamente ha robado cámara en la conferencia de AMLO

Captura de video: YouTube

No existe en el mundo otro presidente que todos los días a temprana hora ofrezca una conferencia de prensa como lo hace Andrés Manuel López Obrador. Hoy en México es evidente que la política pasa por los medios de comunicación y que los periodistas acuden a Palacio Nacional para escucharlo y plantearle preguntas que él o sus colaboradores responden.

Los periodistas que asisten a las conferencias matutinas buscan en el discurso los contenidos que pueden ser noticia, aunque hay otros que asisten para plantear propuestas o hacer peticiones, este es el caso de la periodista Isabel Arvide que en la “mañanera” del jueves 6 de febrero planteó al presidente que debería de existir una ley que castigue a quienes buscan “perjudicar la honra de las personas”.

El contexto de la sugerencia de Isabel Arvide es la sentencia de embargo en contra del articulista de Reforma, Sergio Aguayo, por haber publicado en enero de 2016, en su columna “Moreira es un político que desprende el hedor corrupto que en el mejor de los escenarios fue omiso ante terribles violaciones a los derechos humanos cometidos en Coahuila, y que, finalmente, es un abanderado de la renombrada impunidad mexicana”. El exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira, había sido detenido cinco días antes en Madrid acusado de lavado de dinero.

En su exposición Isabel Arvide recordó que a ella, como a Sergio Aguayo, la embargaron por expresarse y que por una sola palabra tuvo cuatro juicios en su contra y perdió su casa. Comentó que con esta ley se evitarían noticias falsas.

De Sergio Aguayo, la periodista dijo que “no dudó en llamar al presidente “mezquino” y para ella eso configura razón suficiente para que se le aplique un castigo ejemplar. Lo descalificó como periodista cuando dijo: “es un académico y es un grupo de poder”.

La periodista justificó la sentencia del juez Huber Olea, que favorece a Humberto Moreira, en contra de Sergio Aguayo, al comentar que “la ley dice que sea verdad o mentira lo que alguien dice, así lo dice textualmente, lo que se juzga, el delito, lo que lo tipifica es la intencionalidad de causar daño, desdoro.”

Con su planteamiento Isabel Arvide llegó a la pregunta que hizo al presidente López Obrador de si estaría dispuesto a cambiar esa ley (que no mencionó en su exposición).

El presidente López Obrador respondió a Isabel Arvide que turnaría a su Consejería Jurídica la revisión de una propuesta de reforma a la ley que, a la vez garantice la libertad de expresión y el respeto a la honra de los ciudadanos.

Lo que se dice en la conferencia de prensa mañanera de López Obrador tiene efectos inmediatos, particularmente en las redes sociales, como sucedió con las del Estado de Coahuila donde algunos periodistas comentaron que la intervención de Isabel Arvide en contra de Sergio Aguayo era una defensa de Humberto Moreira, de quien fue asesora durante su gobierno.

En su Twitter, el periodista Javier Garza Ramos publicó un conjunto de mensajes que explican lo anterior:

“Arvide quiere envolverse en la bandera de la libertad de expresión para disfrazar el fracaso de su propuesta de seguridad revelado en los informes coordinados por Aguayo y habla de la demanda que enfrenta por parte de Moreira sin hablar de su relación con el exgobernador.”

“Isabel Arvide fue artífice del Modelo Coahuila” de seguridad aplicado en el gobierno de Humberto Moreira. Ella ponía y quitaba jefes militares a su antojo. Tan bien funcionó que los homicidios en #Torreón, por ejemplo, aumentaron de 40 en 2007 a más de 700 en 2012.”

“En esos años la penetración de los Zeta en #Coahuila avanzó gracias a la complicidad y/o negligencia del gobierno estatal, pero también del federal pues Arvide acordaba con la Sedena los mandos policiacos en el estado que eran militares retirados.”

“El gobierno de Humberto Moreira nunca informó cuánto dinero le pagó a Arvide por su “asesoría”, que duró hasta 2010, cuando la violencia ya se había desatado.

Esa violencia y penetración criminal está documentada en investigaciones dirigidas por Sergio Aguayo.”

La intervención de Isabel Arvide nos mostró que las mañaneras también sirven para que políticos en desgracia, como Humberto Moreira, se valgan de personas como ella para justificar sus abusos de poder.

El discurso real de Isabel Arvide fue en contra de Sergio Aguayo. Su propuesta fue un pretexto para intentar manipular al maestro de la manipulación. La Consejería Jurídica tiene cinco años para responder.


Te puede interesar:

López Obrador, el presidente de las ocurrencias, aunque sean cada vez más impopulares

La heredera de AMLO que se resiste a dejar el poder que le dieron... por un rato

El pecado de ser víctima del crimen en México y al mismo tiempo cuestionar a AMLO