La irreverente compañía "Chiens de Navarre" pone el foco en la familia

Agencia EFE
·1 min de lectura

Madrid, 31 mar (EFE).- El colectivo teatral francés "Chiens de Navarre", irreverentes y transgresores estrenan por primera vez en España una comedia corrosiva sobre la familia.

El montaje "Tout le monde ne peut pas être orphelin" (No todo el mundo puede ser huérfano") llega a los Teatros del Canal el 14 de abril con un humor insolente contra la familia. Una comedia negra que dirige el creador de la compañía Jean-Christophe Meurisse.

En la creación de la obra, la compañía ha sido fiel a su dinámica habitual al ir desarrollando la trama durante los ensayos, buscando vías diferentes para contar historias y dejando mucho margen a la improvisación de los actores, ya que parten de pocas páginas que describen algunas escenas iniciales, de bocetos de escenografía, una lista de accesorios, letras de canciones o fotos.

Artistas que han vuelto a su temática preferida, las relaciones familiares. Una historia en la que generación de los padres del 68 se rebela contra la de los hijos.

Una pareja anuncia a sus retoños, durante una cena de navidad, que va a vender la casa familiar para irse de vacaciones a Marruecos, desheredándolos, lo que provoca un colapso de los valores familiares tradicionales, que lleva a que la tensión se desate y a que los hijos vuelvan a comportarse como niños.

Meurisse, explica en una nota que el amplio espectro de emociones que le ofrece este "estudio, íntimo y espectacular, es el punto de partida ideal para tratar de entender lo que a su vez representa esta sociedad íntima, extraña y violenta".

(c) Agencia EFE