Irina Shayk solo ha necesitado un vestido lencero negro para pasarse la alfombra roja del Festival de Venecia

·1 min de lectura
Photo credit: Joel C Ryan
Photo credit: Joel C Ryan

El Festival Internacional de Cine de Venecia, que está celebrando ahora su 79º edición, nos está dejando, como cada año, ‘lookazos’ sobre la alfombra roja difíciles de olvidar. Se trata de una de las citas más importantes para el mundo de la interpretación, y también la que más estilismos elegantes nos ha regalado a lo largo de los años, que han pasado a la historia. Este año estamos viendo cómo el negro predomina en la mayoría de estilismos. Primero fue Georgina Rodríguez con un vestido ajustado y ahora le ha tocado a Irina Shayk, que solo ha necesitado un modelo lencero para hacerse con todo el ‘photocall’.

La modelo brilla ante los ‘flashes’ siempre, pero ha sido la sencillez de este vestido en particular la que nos ha dejado sin palabras. Está espectacular y ha demostrado, una vez más, que un vestido negro que nos quede realmente bien es capaz de resolvernos cualquier tipo de situación.

Photo credit: Vianney Le Caer
Photo credit: Vianney Le Caer

Este vestido satinado de tirantes largo y con algo de cola tiene como protagonista la espalda descubierta, que Irina ha potenciado con un recogido pulido y sin ningún tipo de joyas en el cuello, tan solo tres brazaletes dorados y un anillo del mismo color. Lo ha completado con unas sandalias de tacón también negras y un ‘eyeliner’ grueso al más puro estilo Cisne Negro.

No ha necesitado más que un ‘slip dress’ para acaparar todas las cámaras de la alfombra roja del Festival de Venecia. Aquí te proponemos una idea para que la copies tú también.

¡Toma nota!