Irina Shayk demuestra que su belleza natural no necesita maquillaje

cfda fashion awards   arrivals
Irina Shayk, sobre la alfombra roja sin maquillajeGotham - Getty Images

La belleza natural se impone. Son muchas las actrices, modelos e influencers que han perdido el miedo a mostrarse a cara lavada en redes sociales y es que esto produce una empatía con sus seguidores que aumenta la conexión. Una de las pioneras en hacerlo fue Eva Longoria, quien compartió un empoderador selfie sin maquillaje, al que le siguieron numerosos stories cocinando sin maquillaje en la intimidad de su casa.

irina shayk
Taylor Hill - Getty Images

Y es que las celebrities son conscientes de que se convierten en un referente de belleza para la población y crear o reforzar cánones irreales puede dar lugar a auténticos problemas de autoestima, como la snapchatdismorfia por abuso de filtros. Por eso, muchas de ellas están concienciadas con la responsabilidad que tienen como personajes públicos y deciden mostrar la parte más real de su belleza, prescindidendo de filtros en las plataformas sociales y de maquillaje.

irina shayk
Gotham - Getty Images

Ahora Irina Shayk ha ido un paso más allá y ha decidido exhibir su belleza natural sin un ápice de maquillaje sobre una de las alfombras rojas con más prospección internacional, la de los CFDA Awards. La supermodelo acudió con el rostro al natural lo que nos ha permitido ver los lunares y pequeñas pequitas que adornan su dermis. Además, su rostro destaca por una piel saludable y cuidada que irradia un precioso brillo natural.

irina shayk
Dimitrios Kambouris - Getty Images

Sus cejas cejas lucían únicamente peinadas, sin rellenar, ni maquillar de ninguna manera, al igual que sus pestañas que quedaban completamente eclipsadas por sus preciosos ojos aguamarina. Irina también ha optado por llevar sus labios desnudos, mostrando un rosa natural que solo ha cubierto con un bálsamo hidratante. En cuanto a su cabello ha preferido dejarlo en su textura natural, partiendo la raya a un lado y dejando que se ondule ligeramente de medios a puntas, e incluso respetando el ligero encrespado que se produce en la parte superior de la cabeza. No hay duda de que la belleza de Irina es incuestionable, ya sea en su versión más natural o en la más sofisticada.