Irene Rosales pasa su peor Día de la Madre

Por Diezminutos.es
Photo credit: Gtres

From Diez Minutos

  • Irene Rosales evita pronunciarse sobre los “problemas económicos” de Kiko Rivera a causa del confinamiento.
  • Para Irene el Día de la Madre ha sido el más duro de su vida al tener tan reciente el fallecimiento de la suya.

El pasado domingo fue un día muy especial en España. Se celebraba el Día de la Madre y las redes sociales se inundaron de tiernos mensajes de cariño de hijos hacia sus madres. Sin embargo, para quiénes han perdido a la suya, ese día, lógicamente, se vive de otra manera.

Es el caso de Irene Rosales. Ayer la mujer de Kiko Rivera tuvo un día agridulce. A la emoción y alegría de recibir el amor de sus dos pequeñas, la colaboradora de 'Viva la vida' tuvo que sumar el recuerdo de su madre a la que perdió a principios de febrero.

Irene quiso tener un bonito recuerdo hacia ella y le dedicó unas palabras llenas de amor en su perfil de Instagram junto a un video en el que se puede ver a Irene dando un beso a su madre el día de su boda con Kiko. "Gracias por todo, mami. Allá donde estés, feliz Día de la Madre. Daría la vida por volverte a besar. ¡Te echo tanto de menos!".

Photo credit: Gtres

Como ayer era el primer Día de la Madre que la familia Rosales pasaba sin ella, Irene estuvo muy pendiente de su padre y es que sabe que sus hijas, Ana y Carlota son su mayor alegría.

Irene dio un paseo con sus niñas aprovechando el buen día que hacía ayer. Se vistió de forma deportiva y optó por unos pantalones cortos para hacer frente al calor que hacía ayer en Sevilla.

Estos días están siendo especialmente complicados para Irene y Kiko, ya que el trabajo del dj está completamente paralizado por el estado de alarma y el confinamiento.

Photo credit: Gtres

Los bolos y conciertos del hijo de Isabel Pantoja son su principal fuente de ingresos y ahora por esa vía no están ingresando nada. Era el propio Kiko el que admitía a través de sus redes sociales sus problemas económicos por el Covid-19: "Esto me ha pillado muy jodido de pasta”, afirmaba.

Sin embargo, su solidaridad sigue intacta y el propio Kiko ha comenzado una campaña para recaudar fondos para luchar contra la pandemia.

Irene prefiere guardar silencio sobre este tema, pero no duda en contestar cuando se le pregunta cómo están pasando sus pequeñas el confinamiento: "Agradecemos que tenemos jardín". Además, Irene está centrada en cuidar de su padre que lucha contra el cáncer desde años.