Ionel Cristian Manole y Aleksandra Sadlo dominan la etapa más dura de la Riaño Trail Run

·3 min de lectura
Photo credit: BlackCoffeeStudio / Terraincognita Sport
Photo credit: BlackCoffeeStudio / Terraincognita Sport

RIAÑO (LEÓN). En la calle única de Caín de Valdeón, a la sombra de las imponentes montañas de los Picos de Europa, suena atronador el río Cares en su nacimiento y la voz de Pepe, el speaker que consigue que los 185 corredores que dan saltitos para calentar en la línea de salida hagan la ola a las nueve de la mañana de un viernes. Les esperan 38 kilómetros de carrera, 3.081 metros de desnivel hacia arriba y otros 2.918 hacia abajo. Es la primera y más dura etapa de las tres que hasta el domingo componen la quinta edición de la Riaño Run Trail.

Encienden sus músculos los participantes y si no lo han hecho el recorrido ya lo hace por ellos. La salida es un tremendo muro hacia arriba, 1.500 metros de pendiente vertical en apenas 6 kilómetros, y la organización tiene tiempo de sobra para preparar el primer avituallamiento en el kilómetro 12, en el Mirador del Tombo, al que el primer corredor tarda dos horas y siete minutos en llegar. Es, como se esperaba, el rumano Ionel Christian Manole, al que la fama le precede: ha ganado el Ultra Sierra Nevada y el Vall d'Aran by UTMB.

Poco más de un minuto después, llega el granadino Salva Olivas y los dos coinciden en el avituallamiento, pero las primeras cuestas del segundo tramo y el intenso calor, con sol que pega de plano y unos 25º C, provoca las primeras diferencias. Manole, explica, sin tener que acelerar demasiado abre brecha con Olivas y ya le ve en meta, 14 minutos después de su llegada. El rumano alcanza la pancarta final en Oseja de Sajambre tras 4 horas y 40 minutos de carrera y celebra que pese a haber corrido la semana pasada se ha encontrado más fresco de lo que pensaba. Olivas, que llega en 4h54, lamenta el calor sufrido. El tercero es el madrileño Javi Hernando, en 5 horas y 5 minutos.

La primera mujer en llegar a meta tarda poco más de una hora respecto al ganador. Es Leticia Bullido, en 5:47h, que ya había pasado en cabeza por el primero de los dos avituallamientos, pero como corría con Ramiro Pernía en la categoría de parejas mixtas, la ganadora real fue Aleksandra Sadlo, la vencedora de 2019, en un tiempo de 6h28, con 18 minutos de ventaja sobre Eugene Gil y 6h59 sobre Esther Sánchez.

Los corredores que no corren preocupados por esta guerra de la general y no soportaron la dureza y el calor del viernes, tendrán la oportunidad de salir más frescos en la etapa del sábado, un recorrido bastante más corto con 21,5 kilómetros con salida y meta en Valverde de la Sierra y que no se ahorra desnivel. Habrá que salvar 1.824 metros de subida hasta el pico Espigüete de la Montaña Palentina, en lo que en los primeros años de la Riaño Trail Run era la etapa de apertura.

En la cota se esperan más participantes que el viernes, ya que los corredores que no han podido tomarse el viernes libre o preferían evitar la gran dureza de la primera etapa podían elegir la modalidad 2xTrail con las dos etapas del fin de semana o solo una de ellas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente