Ion Aramendi, de 'Sálvame' a 'cazar' cerebritos en TVE

Por Maribel Escalona
Photo credit: Borja B. Hojas - Getty Images

From Diez Minutos

Con su fichaje por La 1, Aramendi completa el ascenso meteórico que ha experimentado su carrera en solo tres años, un período de tiempo en el que ha pasado de ser reportero de Sálvame a una de las grandes esperanzas de TVE de cara a 2020.

Durante siete años, el periodista se hizo un nombre dentro del programa de Mediaset como reportero, pero esa aventura acabó en el verano de 2016, cuando decidió aceptar una oferta de ETB para comandar ¡Qué me estás contando!, el magazine vespertino de la cadena autonómica. Tras corroborar su buen hacer en el espacio, TVE ha optado por confiar en él para conducir El cazador, el concurso que arranca el 10 de febrero y que enfrenta a los mejores concursantes de España con anónimos.

¿Has dejado ETB para presentar 'El cazador'?
Así es. Estaba muy contento en ETB porque me acogieron muy bien hace tres años, pero cuando me propusieron presentar este concurso no me lo pensé dos veces. No podía rechazarlo, pero tampoco podía compaginarlo con mi trabajo en la autonómica. Y ahora me paso tres o cuatro días a la semana trabajando en Madrid mientras mi mujer y mis dos hijos siguen viviendo en San Sebastián. El mayor tiene seis años y el pequeño tiene dos años y medio y no puedo estar sin ellos.

¿Te gusta el formato de concurso?
Desde crío me han encantado los concursos: El tiempo es oro, Un, dos, tres como gran formato, El precio justo… Viene de familia porque mis padres siempre han visto y siguen viendo muchos concursos: Saber y ganar lo ven de forma continua, Boom lo siguen también… Y ahora les hace mucha ilusión que esté en El cazador. Yo he visto mucho Pasapalabra; de hecho, mi hijo mayor aprendió a identificar letras con ese concurso y cada vez que alguien ganaba el bote lo celebraba.

¿En algún momento pensaste que ibas a presentar un concurso o creías que tu carrera iría por otros derroteros?
No soy de ponerme objetivos en la vida. Soy de tener los pies en la tierra e intentar hacer lo que hago muy bien, entregándome al cien por cien.

¿Por qué crees que te han elegido a ti?
Por mi trayectoria, pero también porque El cazador necesita un presentador humanizado, que destense a los concursantes y empatice con ellos. La gente viene muy nerviosa y duda de sus capacidades, duda de todo cuando se enfrenta al cazador y ahí es donde es importante un gesto de cariño, de ánimo, por mi parte.

Photo credit: Borja B. Hojas - Getty Images

¿Has visto 'The chase', el formato original, en otros países?
Sí. He visto el concurso británico, el australiano, el americano… He visto todos y cada uno es diferente. Aquí no podríamos hacer una versión tan fría. Yo soy más cercano, más de tocar… y los cazadores tampoco son tan impasibles como en otros países… En España somos más de explicar, de tocar, de reírnos, de hablar… Las otras versiones me parecen más encorsetadas, pero ojo, lo importante de El cazador es el formato, el cazador y el concursante y yo tengo que estar en el medio, sin molestar, intentando apoyar a unos y a otros. Todos, en la productora y en el equipo, tenemos el pálpito de que es algo grande y puede funcionar muy bien.

¿Con qué te conformarías?
Me gustaría llegar a hacer dos mil cazadores, por decir algo. Si encaja, podríamos hacer otras versiones distintas para el prime time. A mí, por ejemplo, me encantaría que los cazadores compitieran con un cazador de cazadores. También podrían acudir concursantes famosos… Yo me veo perfectamente como showman, las entrevistas me fascinan y pasármelo bien también. Me veo conduciendo distintas versiones.

Algún presentador de referencia al que admires…
Tengo respeto y cariño a varios presentadores, a Christian Gálvez le he seguido mucho en Pasapalabra, Jordi Hurtado es estupendo y tiene toda una carrera detrás, Carlos Sobera me encanta; le conozco personalmente y es un tío fascinante y muy empático. Otro de mis referentes es Jorge Javier, con el que he trabajado durante varios años.

Ahora vas a competir por horario con 'Sálvame'…
Llevaba tres años compitiendo con ¡Qué me estás contando! desde ETB porque Sálvame también se ve mucho en Euskadi, pero creo que hay espacio para distintos formatos. Respeto y quiero mucho a su gente, que es un programazo, pero todos tenemos derecho a meter nuestra patita ahí con productos como El cazador, que es maravilloso. De verdad que estoy enamorado del formato, de los cazadores (Erundino Alonso, Paz Herrera, Ruth de Andrés y Lilit Manukyan), que como personas son estupendos y me he enamorado de algunos concursantes. Y sobre todo, me he reído muchísimo en la grabación de los primeros programas.

¿Has recibido felicitaciones del equipo de 'Sálvame'?
Sí. A través de redes sociales, todos me han felicitado y personalmente Lidia Lozano, Carmen Alcayde…

¿Pondrías a alguno de ellos para que se enfrentara a los cazadores?
A Matamoros, porque es el que más cultura general tiene y sobre todo de temas de actualidad, de deportes, de música… Él sería el mejor concursante y en su defecto, Kiko Hernández. Lidia Lozano igual no, pero es muy maja y vendría a divertirse.

Photo credit: Borja B. Hojas - Getty Images

¿Cómo son esos cazadores tan cerebritos?
Desde el principio les tengo un respeto máximo. A Paz y a Lilit las conocía de haberlas visto concursar, a Erundino le había visto menos, pero mis padres me hablaban de Los Lobos como si fueran dioses y a Ruth no la conocía, pero sí la conocían mis padres de Saber y ganar. Imponen cuando sabes su trayectoria, pero lo mejor es verles en acción. No doy crédito a todo el conocimiento que tienen y la capacidad deductiva que poseen para responder a ciertas preguntas. Tienen un nivelazo y también entre los concursantes. He sido testigo de duelos maravillosos entre concursantes y cazadores.

¿Tú serías buen concursante?
Siempre que juego en la segunda fase, que te dan tres opciones y sólo una es la verdadera, nunca acierto en la respuesta, así que sería un pésimo concursante. Tampoco quiero saberla antes porque prefiero colocarme del lado de los concursantes y darles confianza para que estén tranquilos.

¿Son competitivos?
Muchísimo. Cuando los cazadores pierden se pican y dicen que tienen que estudiar más esto o aquello. Lógicamente, todos tienen sus puntos débiles.

¿Crees que el talento se valora en nuestro país?
Muy poquito. Un día lo hablaba con Paz, que me decía que ella ganaba porque lleva sesenta años preparándose y todas sus experiencias y sus estudios le han llevado a eso, pero el talento no está reconocido en muchas facetas de la vida. Hay mucha gente talentosa que tiene dificultades para encontrar trabajo o no llega nunca a desarrollar sus capacidades.

A ti te ha cambiado la vida este concurso…
Sí, es verdad. Ahora veo menos a mis hijos, pero en cambio puedo recogerlos del cole cuando estoy en San Sebastián. Antes, como tenía el programa todas las tardes, no podía ir, es más al pequeño nunca le había recogido del colegio y ahora que sí puedo cuando tengo días libres, le hace una ilusión tremenda. Los dos están encantados.

¿Les hace gracia verte en la tele?
El mayor anda viéndome desde que estaba en Sálvame, así que un rato le hace gracia y el resto del tiempo le da igual. Y el pequeño lo mismo. Vamos, que no hacen ni puñetero caso (risas).

¿Te paran los fans por la calle?
Alguna vez en mi época de Sálvame, pero en Donosti menos porque es una ciudad muy tranquila. A ver qué pasa ahora con El cazador….