Inyecciones y otras maneras de usar vinagre contra el acné. ¿Tácticas efectivas?

·4 min de lectura
Es frecuente que se use vinagre contra el acné, sea en compresas, como tónico e incluso en inyecciones, pero esto puede perjudicar la salud de nuestra piel. (Getty Creative)
Es frecuente que se use vinagre contra el acné, sea en compresas, como tónico e incluso en inyecciones, pero esto puede perjudicar la salud de nuestra piel. (Getty Creative)

Sea por economizar o por encontrar una vía rápida a lo que nos aqueja, tratamos de recurrir a soluciones naturales y asequibles para solucionar afecciones aparentemente sencillas de salud, como una micosis, una irritación en la piel o incluso el acné. Lamentablemente, en muchas ocasiones lo que conseguimos es empeorar el problema o no ver ningún resultado, lo que puede llevarnos a tomar medidas más extremas, como aventurarnos a procedimientos mucho más agresivos, como por ejemplo, inyecciones de vinagre contra el acné.

Es muy común que se use este ingrediente para muchos tratamientos caseros, pues se sabe que efectivamente tiene beneficios comprobados por la ciencia, como influir en el equilibrio del azúcar en la sangre, pero es también cierto que al fin y al cabo, el vinagre, sea blanco o sea de manzana es un ácido, y como tal puede causarnos irritación si se usa de la manera inadecuada.

Tal es el caso de su aplicación en la piel como solución a los granos o barros que aparecen sea por acné o sea por problemas hormonales y otros desequilibrios. En redes sociales aparecen muchos tratamientos que prometen beneficios casi instantáneos.

Aplicar algodones empapados en vinagre orgánico y dejarlo actuar por horas; hacer una pasta con miel, limón y bicarbonato de sodio y aplicar en la pústula; y el tratamiento estrella -esto es irónico, por supuesto- la inyección de vinagre directo en la lesión. Si seguimos investigando, encontraremos muchas ideas más, pero no soluciones reales al problema. De hecho, así como abundan estos videos insólitos, también hay muchos médicos desmintiéndolos, con lo cual es importante no engañarnos y atender al conocimiento.

“El vinagre es ácido acético. Originalmente se sacaba por fermentación del vino. Hoy en día hay otros métodos para obtenerlo. Dependiendo de la concentración tiene propiedades antibacterianas, y cuando es aplicado de forma tópica, no inyectado, sino a través de una gasa humedecida, en la piel o en las uñas, por ejemplo, puede brindar algunos efectos”, afirma el médico dermatólogo Jorge Padilla.

“Sin embargo, dependiendo de la concentración, porque el vinagre puede estar en concentración de 2% a un 5%, puede producir una dermatitis por contacto, puede producir irritación, puede producir una verdadera quemadura por su aplicación en compresas, imagínate lo que puede pasar inyectado”, alerta el especialista.

El doctor Padilla agrega que, además de producir los efectos mencionados, al inyectarlo también se puede producir una reacción inflamatoria aún más severa, empeorando la existente, así como también se puede producir una ulceración, que quiere decir la aparición de heridas con poca tendencia a la cicatrización.

Además, también se puede infectar secundariamente, porque si bien el ácido acético tiene propiedades contra las bacterias, no son propiedades absolutas. De hecho también hay riesgo de infecciones por unas bacterias muy agresivas que se llaman mycobacterias, y también se pudieran generar granulomas. “Estas son reacciones de nuestro tejido celular que se producen en la piel al detectar una sustancia extraña en el organismo. De esta manera, células y glóbulos blancos se agrupan para crear un pequeño tumor en torno al agente extraño”.

Que sí se puede hacer

El médico especifica que el vinagre se puede usar en compresas y en concentraciones muy bajas, pero existen productos adecuados para cada afección, que sí son efectivos y no ponen en riesgo nuestra piel.

En manos de los especialistas está brindarnos un diagnóstico acertado y el tratamiento para sanar nuestra piel. (Getty Creative)
En manos de los especialistas está brindarnos un diagnóstico acertado y el tratamiento para sanar nuestra piel. (Getty Creative)

Es importante observar que quizás un solo medicamento -o ingrediente casero- no tiene la eficiencia que se necesita para superar problemas de la piel, sino que es parte de un tratamiento que puede contemplar limpieza, hidratación y antibacterianos.

Asimismo, es fundamental reconocer que la piel es un órgano delicado, que tiene distintas densidades dependiendo del lugar del rostro, y que aunque a veces nos parezca resistente porque no usamos tanto protector como necesitamos, o usamos maquillaje de mala calidad sin consecuencias- en realidad puede complicarse con agresiones que vemos comúnmente en redes sociales hechas en casa, como el microneedling, que consiste en pequeñas perforaciones con agujas diminutas para activar el colágeno; o incluso el rasurado, también conocido como dermaplaning, que elimina la capa superficial de la piel con hojillas muy afiladas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Las siestas que tomas en el día podrían ser un indicador de futuros problemas de salud

Las contraindicaciones de comer limón con sal a diario

Estudio halla un posible remedio contra la calvicie: todo es cuestión de química

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO: Niña genio de México estudiará medicina en EEUU a sus 10 años