Pedro Sánchez, investido Presidente del Gobierno por solo dos votos

Pedro Sánchez, investido Presidente del Gobierno por solo dos votos

Pedro Sánchez ha sido investido Presidente del Gobierno de España tras un bronco debate y por un escaso margen: 167 síes, 165 votos en contra y 18 abstenciones. Después del fiasco de la investidura del pasado verano y la repetición electoral de noviembre, esta martes se ha puesto fin a un bloqueo político inédito en la democracia española. Ahora se abre paso el primer gobierno de coalición tras el pacto alcanzado entre PSOE y Unidas Podemos.

El candidato socialista obtuvo 167 votos afirmativos. Fueron los 120 del PSOE, los 35 de Unidas Podemos, los 6 del PNV, los 3 de Más País, el de Nueva Canarias, el de Teruel Existe y el del BNG.

El bloque del 'no' sumó 165 votos: los 89 del PP, los 52 de Vox, los 10 de Ciudadanos, los 8 de Junts per Catalunya, los 2 de Navarra Suma, los 2 de la CUP, el de Coalición Canaria y el del Partido Regionalista de Cantabria. Además, hubo 18 abstenciones: los 13 diputados de ERC y los 5 de Bildu.

El debate arrancó a las 12.00 horas. La votación se produjo tras la intervención, durante prácticamente dos horas, de todos los líderes o portavoces de los diferentes grupos políticos.

Así fue la retransmisión en directo del debate:

Lastra cierra el debate

La portavoz del PSOE, Adriana Lastra, cerró en torno a las 14.00 horas de este martes el debate previo a la votación. Lo hizo poniendo de manifiesto que la derecha no acepta el resultado, en referencia a las presiones para que haya un cambio de voto a última hora. Denunció “el matonismo” de las “derechas radicalizadas”. 

Como contraposición, expuso: “Hoy se cierra el tiempo de bloqueo y abre la primera coalición progresista de nuestra democracia”. Para concluir, dirigió al escaño del entonces aún candidato a presidir el país: “Gracias por la resistencia, porque hoy millones de españoles han vuelto a creer en la política, empecemos cuanto antes”.

Muy crítico diputado navarro

“Usted mañana va a prometer la Constitución al Rey y lo va a hacer de la mano de quienes odian a España”, comenzó Carlos García, de Navarra Suma. “En Navarra todos saben que el mayor enemigo del régimen foral es el nacionalismo vasco, no queremos ser Euskadi”, reprochó a Sánchez ante el acuerdo del PSOE con el PNV que también incluye medidas que afectan a la comunidad foral. Por su parte, Isidro Martínez (Foro Asturias) fue el más breve de todos en su intervención: "Votaré no a su investidura".

En las filas de la CUP pidieron a Vox que dejen de hacer “comentarios racistas”. Contestaron así a las palabras anteriores de Abascal en las que vinculaba delincuencia e inmigración.

Bildu, sin Vox

Los 52 diputados de Vox abandonaron el hemiciclo durante la intervención del portavoz de Bildu, Oskar Matute. El miembro de la Mesa del PP, Adolfo Suárez Illana, hijo del expresidente Suárez, le dio la espalda, como ya hizo el sábado cuando habló Mertxe Aizpurua.

Matute se dirigió a Casado. “Para todas las víctimas, las de ETA, las del GAL y las que siguen enterradas en cunetas, verdad, justicia y reparación”, recalcó.

“Para salir del bloqueo”

Por parte del PNV, Aitor Esteban argumentó su voto a favor de Sánchez en la necesidad de que España recupere el ritmo: “Votaremos favorablemente para salir de la crisis en que se encuentra el Estado, para salir del bloqueo”. Luego añadió: “El sistema judicial español está en cuestión, necesitamos una reforma de la Seguridad Social, para detener la falta de Presupuestos; nadie entendería nuevas elecciones en lugar de hacer política”.

Arrimadas promueve un “voto valiente”

La portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, enfatizó que “pactar con ERC y con Bildu no es ni progresismo ni socialdemocracia ni izquierda”. Sentenció que “es sanchismo, no es progresismo”.

“¿No hay en esta bancada un voto valiente como el de la señora Oramas?”, preguntó Arrimadas al Hemiciclo en busca de un diputado que cambie el sentido de su voto en el último momento. “Hay muchos españoles muy preocupados con este Gobierno”, justificó.

Abucheos a ERC y su “me importa un comino”

Una abstención anunciada de una manera muy crítica con el PSOE. “Han sido cómplices de la mentira sobre la violencia en Cataluña”, expuso la diputada Montse Bassa. “Ante la rabia que me genera la injusticia y la mentira ¿cree que me importa la gobernabilidad de una España que tiene a mi hermana -la ex consejera Dolors Bassa- en la cárcel?”, dirigió a las filas socialistas.

“Personalmente, me importa un comino la gobernabilidad de España”, espetó Bassa para abucheo de buena parte del hemiciclo. En todo caso, garantizó la abstención esencial para la investidura de Sánchez: “Votamos la abstención para darle esta oportunidad al diálogo y reivindicamos desde esta tribuna la libertad de Junqueras”. 

Grupos minoritarios

Desde JuntsXCatalunya, Laura Borrás acusó a Pedro Sánchez de cambiar “media docena de veces”, justificando así su voto negativo. Íñigo Errejón (Más País) confirmó su sí y agradeció y felicitó tanto a Pedro Sánchez como a Pablo Iglesias por su acuerdo de coalición.

Por su parte, Ana Oramas (Coalición Canaria) explicó su controvertida decisión contraria a lo acordado por su partido: “Voy a votar no porque por encima de mis intereses personales, los de mi partido, están los de Canarias y los de este país, pero quiero pedir disculpas a mi formación política: debí buscar la forma de que mi partido supiese mi decisión individual”.

Tomas Guitarte (Teruel Existe) advirtió a Pedro Sánchez de que “la sociedad turolense no aguantaría una segunda frustración, como ocurrió con la firma que ya hubo con Zapatero”, en relación a los compromisos insatisfechos de entonces con la llamada España vaciada.

Joan Baldoví, de Compromís, dijo que la derecha española “necesita educación”. El diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, recomendó a los diputados de la derecha “un válium”.

En el BNG indicaron las razones de su sí a Pedro Sánchez. “Hemos conseguido un acuerdo que ayudará a mejorar la vida de los gallegos y gallegas; y porque ante esta ultraderecha no caben vacilaciones”, detalló su único diputado, Nestor Rego. 

“Queremos un Gobierno estable para España, pero no a cualquier precio”, expusieron desde el Partido Regionalista Cántabro. Así resumía José María Mazón su rechazo a la investidura de Sánchez. 

Pablo Iglesias

En respuesta a la intervención que le precedió, la de Abascal, Pablo Iglesias comenzó su turno corrigiéndole y recordando que “hay una violencia que las mujeres sufren solo por ser mujeres”. Un comentario al que siguieron los aplausos de las filas progresistas.

También durante su intervención hubo aplauso general del hemiciclo a la diputada de Unidas Podemos, Aina Vidal, que a pesar de estar muy enferma ha acudido hoy al pleno para votar en la investidura. Parte de las palabras de Pablo Iglesias han sido para agradecerle su presencia. Ella se levantó, emocionada, ante el aplauso de los diputados.

Iglesias dirigió también unas frases a su futuro compañero de gobierno. “Pedro: no nos van a atacar por lo que hagamos. Nos van a atacar por lo que somos. Frente a los intolerantes, te pido que como Presidente tengas el mejor tono. Y la mejor firmeza democrática”.

Interviene Santiago Abascal

Los diputados de JuntsXCatalunya se ausentaron del hemiciclo ante el turno de la ultraderecha. El líder de Vox empezó su intervención con algo que nada tiene que ver con la investidura. Santiago Abascal volvió a negar la violencia de género en su alocución sobre el asesinato de Esplugues de Llobregat. Aprovechó para reivindicar su reforma de la Ley de Violencia de Género, con la que "no habría víctimas de primera y de segunda".

Sobre la investidura en sí misma, Abascal dijo sentirse preocupado por el futuro del país ante el acuerdo de coalición apoyado por los partidos nacionalistas. “Señorías, en estos momentos de extrema preocupación, me uno al sentimiento de millones de españoles: 'Viva el Rey y Viva España”, concluyó.

Reproches de Pablo Casado

La intervención del líder del Partido Popular también incluyó vítores del “Viva el Rey”. Casado aseguró que “nunca nadie se atrevió a tanto”, acusando al candidato a la presidencia de “entregarse” a los brazos del nacionalismo. “Engaña a todos sus electores, todos sabemos que esto no acabará bien”, ha añadido.

“Muy pronto recuperaremos el sueño de los españoles”, vaticina. Todo tras llamar “ultra” a Pedro Sánchez por “poner a los españoles en manos de ERC y Bildu”. El PP ha anunciado una oposición dura, con movilizaciones en la calle, tal y como hizo con José Luis Rodríguez Zapatero en 2004. 

Abre la sesión Pedro Sánchez

El candidato fue el primero en dirigirse al hemiciclo. Empezó su intervención previa a la votación subrayando que “la disyuntiva es gobierno de coalición o más bloqueo para España”.

“Acepten el resultado, no les conviene seguir en el berrinche”, ha dirigido el candidato socialista a los partidos de la derecha. "Viviremos un tiempo de diálogo, es necesario para superar los contenciosos territoriales, siempre dentro de la Constitución", indicó. Sánchez también hizo hincapié en que el Gobierno de coalición pactado con Unidas Podemos afrontará entre otros retos el del cambio climático.

El candidato Pedro Sánchez terminó su intervención con unas palabras del presidente de la II República, Manuel Azaña: "Nadie tiene derecho a monopolizar el patriotismo".

Más historias que te pueden interesar: