El Instituto Cervantes impulsa identificar al español como idioma de ciencia

San Millán de la Cogolla (La Rioja), 18 ene (EFE).- La directora de Cultura del Instituto Cervantes, Raquel Caleya, ha dicho este miércoles a EFE que esta entidad trabaja en "diplomacia científica" con otras instituciones para que el español también sea "identificado como un idioma de ciencia".

Caleya ha presentado el "Plan de acción cultural, de bibliotecas y cultura digital 2023-2026" en las jornadas que reúnen hasta el próximo viernes, en el Monasterio de Yuso de San Millán de la Cogolla (La Rioja), a 60 responsables culturales del Instituto Cervantes de todo el mundo.

El plan de acción pretende avanzar en la "gestión cultural 4.0", ha explicado, que es "fundamental para preparar la nueva manera de trabajar, desde lo digital, en la difusión de la enseñanza del español".

Para ello, ha concretado, hay planes territoriales para "ordenar" el trabajo de esta entidad, que desarrolla su acción cultural multidisciplinar en una red internacional de 88 ciudades en 45 países, además de contar con dos sedes en España, en Madrid y Alcalá de Henares.

El Instituto Cervantes funciona como una red centralizada que trabaja en la difusión de la cultura y la lengua en español, ha añadido, pero sus centros también están "muy posicionados en el territorio y en contacto con el tejido local" en el que se ubican.

"El Instituto Cervantes es especialista en enseñar español a extranjeros. No hay nada más extranjero que una máquina, por lo que tenemos que hacer que estas máquinas piensen en español con los valores que defiende esta institución", ha subrayado.

Así, ha apostado por "evitar los sesgos, transmitir los valores democráticos de España y fomentar el talento científico", mediante la divulgación del trabajo que desarrollan estos científicos españoles "en la diáspora" en Estados Unidos y Asia.

Para el próximo trienio, este organismo ha consolidado un área de trabajo de cultura digital con el fin de integrar los proyectos de transformación tecnológica, entre los que se incluyen iniciativas de innovación y digitalización de espacios físicos, como las bibliotecas, y los nuevos espacios virtuales.

Ha abogado por trasladar esta transformación digital a todos los territorios, especialmente las zonas rurales, para garantizar una accesibilidad igualitaria entre generaciones y diferentes tipos de públicos.

En este sentido, "se pueden aprovechar las nuevas formas de consumo cultural que brindan los desarrollos tecnológicos", ha apuntado, para lo que se debe avanzar en la formación en competencias digitales de toda la ciudadanía.

"La nueva ruralidad es importante para el Instituto Cervantes, que lo trabaja igual desde su sede en Tokio, que en otros territorios de Europa", ha concretado Caleya.

(c) Agencia EFE