Instagram se ha vuelto loco con este mono de efecto piel que ya está agotado

Maria Aguirre
·3 min de lectura

De un tiempo a esta parte seguro que te has topado en algún momento mientras hacías scroll por Instagram con un mono de efecto piel en color negro de pantalones ajustados y una parte superior que se asemeja a la clásica cazadora de perfecto con cremallera y cierres automáticos. La recordarás porque es una de esas piezas que no pasa desapercibida y, sobre todo, porque es una de las más virales de la temporada. Y la “culpa” de todo la tiene María Pombo.

La firma creada por la conocida influencer hace un año lanzó el pasado mes de octubre esta pieza dentro de su colección Portobello y desde el primer momento se convirtió en una de las más deseadas. Y es que no todos los días se encuentra un mono que ofrezca toda la versatilidad que este es capaz de dar. No hay más que ver todas las múltiples visiones que se le ha dado en las redes para comprobarlo.

Desde la firma proponen llevarlo completamente cerrado y con unas sandalias de tacón explotando su lado más sensual, pero también hemos fichado como la propia María Pombo lo lucía de manera más funcional con los bajos del pantalón metidos por dentro de unas botas altas en color camel.

Otra fórmula completamente diferente es la que utilizó Marta Oria recientemente en la que no solo juega con las zapatillas para darle un toque más desenfadado sino que además le añade una camiseta de cuello vuelto debajo para continuar en esta línea.

Paula Sancho, por su parte, ha querido jugar con la estética motera a la que recuerda esta prenda y para ello se ha calzado unas botas altas con cordones al tiempo que ha posado con una gorra de cuero que es la guinda perfecta.

Misma línea que Paula es la que ha seguido Cristina Pedroche, una de las embajadoras estrella del estilo más cañero. La presentadora ha sido una de las últimas en enfundarse en este mono que lleva por nombre Jack -¿quizá en honor del famoso perfume de los 90 y su polémico anuncio publicitario?- y solo ha necesitado unos botines tipo chelsea con plataforma para acompañarlo.

Por último, la más cómoda de las versiones nos la ha dado Laura Matamoros al confiar en sus zapatillas de deporte favoritas como las mejores compañeras. Eso y un gran bolso -en su caso, todo un clásico de Chanel- han sido claves para que su estilismo se ganara miles de ‘likes’ por parte de sus seguidores.

Toda esta polivalencia es la que logró que el omnipresente mono se agotara en tiempo récord pese a los 99,95 euros que marca su etiqueta como precio. Es más, el éxito ha sido tal que a la marca no le ha quedado más remedio que reeditarlo en los últimos días para alegría de quienes se quedaron con la miel en los labios cuando desapareció el stock.

Está claro que el efecto piel sigue siendo un material ganador en otoño y más si es con una prenda que permite ser llevada desde tantos prismas diferentes.

Más historias que te puedan interesar