Instagram censura foto del fluido cervical femenino y desata indignación: "no debe generar asco o vergüenza"

Instagram ha sido criticada por eliminar repetidamente una foto de fluido cervical publicada por una experta en salud femenina para desestigmatizar la secreción y ayudar a las mujeres a que aprendan de sus cuerpos.

Maisie Hill, autora de Period Power, le dijo a HuffPost Reino Unido que publicó la imagen dos veces y que fue eliminada dos veces de su página.

“Quería compartir la foto porque tenemos derecho a saber lo que hace nuestro cuerpo una vez al mes; para comprender que la producción de moco cervical es normal y un signo de fertilidad y salud”, dijo.

“Producir fluido cervical no es algo que deba generar asco o vergüenza: aunque muchas de nosotras nos hayamos sentido de esta manera con la producción de este fluido impresionante”.

HuffPost Reino Unido contactó a Instagram para preguntar por qué había sido eliminada la publicación y le pidió que aclare su política de fluidos corporales. Instagram dijo que la publicación se había eliminado por error y que ya había sido restablecida.

Maisie Hill

Hill explicó el fluido cervical a sus seguidoras, diciendo: “¡De esto se trata la parte mojada en tu ropa interior!”.

“El fluido cervical cambia en volumen, consistencia y color a lo largo del ciclo menstrual. Prestar atención a eso te puede ayudar a identificar cuándo estás en la ‘ventana fértil’, lo cual es útil si se esté intentado concebir o evitar la concepción”, añadió.

La foto es de su propio fluido cervical, explicó, al tiempo que agregaba que existen varias ideas equivocadas acerca de que el fluido cervical significa que una mujer está lista para tener “sexo con penetración de un pene en la vagina”.

“Claro, al tocar la vagina/vulva de alguien puede percibirse que está claramente húmeda, lubricada y ‘lista’, pero lo cierto es que yo misma produzco este tipo de cosas cuando estoy sentada en conferencias de bioquímica y el 100% de las veces no estoy activa”, dijo.

En otra publicación posterior de Instagram, Hill le preguntó a Instagram por qué habían eliminado su publicación. “Esto no es más que otro ejemplo de cómo el patriarcado nos estruja en todas partes. Tenemos derecho a saber lo que pasa con nuestros cuerpos”, añadió.

Otra mujer en Instagram se mostró de acuerdo. “Qué m%^&$, gracias por publicar, volver a publicar y volver a publicar”, dijo una usuaria en los comentarios.

“Esto es una locura”, agregó otra. “Instagram, por favor, paren de detener nuestro progreso”.

También hay una petición online exigiendo a los sitios de redes sociales que dejen de censurar el fluido cervical, la cual cuenta ya con 2,600 firmas.

Hill sostiene que es fundamental que las sustancias corporales normales como el fluido cervical sean desestigmatizadas para mejorar la salud de las mujeres.

“No podemos esperar mejorar las tasas de detección de cáncer cervical ‒actualmente en un mínimo de 21 años‒ cuando la discusión de las funciones cervicales está restringida en las plataformas de redes sociales, la que podría decirse que es la mejor manera de aumentar la conciencia sobre los problemas de salud reproductiva y crear cambios donde se necesiten con urgencia”, le dijo a HuffPost Reino Unido.

“Necesitamos saber qué es lo normal para poder identificar cuándo no lo es. He recibido mensajes directos de mujeres explicándome que habían ido a su médico de cabecera creyendo que tenían una infección, que fueron tratadas con antibióticos, pero que de pronto, al ver mi foto, se dieron cuenta de que al final no tenían nada malo”.

Instagram le dijo a HuffPost Reino Unido que la foto de Hill había sido reportada y que la publicación fue eliminada por error.

Agregó que su equipo de Operaciones Comunitarias revisa millones de reportes a la semana y que trabaja rápidamente para corregir los errores que se hayan podido cometer.

Rachel Moss