Insólito: la RAE admite "ALV" y "OLV" y "feminazi", pero se niega a aceptar el lenguaje incluyente

La Real Academia Española explicó esta semana en Twitter cuál es la correcta pronunciación y significado del acrónimo ALV, que se refiere a esa expresión vulgar usada en México con múltiples significados.

Foto: Getty.

ALV en México significa “¡A la verga”, una expresión utilizada vulgarmente para denostar asombro o decirlo con dedicatoria a alguien de forma grosera. La expresión también se utiliza como “OLV” u “O lo vorgo” que es de una manera más humorística o de preocupación.

“Si se trata del traslado a la escritura de la pronunciación de ALV, sería ‘aelevé’”, aclaró en su respuesta a un seguidor la institución creada en 1713, que vela “por el buen uso del español” y se dedica a aclarar las dudas de los cibernautas sobre la lengua.

Para sorpresa de todos, la RAE agregó además que “‘oelevé’ correspondería a ‘OLV’, forma que refleja la pronunciación enfática y humorística “o lo vorgo”. Y especificó que podía decirse "aeleúve", porque el nombre recomendado para la letra "v" es "uve".

Sobra decir que la aclaración se volvió rápidamente viral.

Polémica en la RAE

Recientemente la RAE desató controversia al rechazar el uso del lenguaje inclusivo para los hispanoparlantes, lo que implicaría el uso de la "e" o "x" para referirse a un grupo mixto de personas y no solo con el masculino.

El director de la RAE, Santiago Muñoz Machado, no descartó que si en algún momento "todo el mundo" habla con la palabra "todes", entonces las academias se verían forzadas a reconocerlo.

Para el uso generalizado, algunos grupos feministas han propuesto que en lugar de usar la "e" o "x" para ser incluyentes y no discriminar a las mujeres, mejor se mencione el femenino de las palabras. 

El problema con la "e" o la "x" es que tampoco mencionan de forma explícita a las mujeres. En lugar de decir, todes o todxs, decir "todos y todas", las "niñas y los niños". 

Sin embargo, esa propuesta también la rechaza la RAE al considerarla como "desdoblamientos artificiosos e innecesarios" desde el punto de vista lingüístico, porque el uso genérico del masculino ya abarca al plural de un grupo, según ellos. 

Un ejemplo de esta aplicación fue cuando parte del gabinete del Presidente de Gobierno en España, Pedro Sánchez, tomó posesión. Había ministros y ministras y al leer "Consejo de Ministras", algunos usuarios acudieron a la cuenta de la RAE para confirmar si estaba correcto el uso de la palabra "Ministras". 

"Si ese órgano de Gobierno estuviera constituido solo por mujeres, habría de denominarse ‘Consejo de Ministras’; pero esa fórmula no es gramaticalmente aceptable si en el Gobierno hay ministros varones", fue la respuesta que dio la academia y por la que fue criticada. 

Las letras “e” o “x” también sirven de representación para las personas no binarias, aquellas que no se identifican con los géneros dicotómicos o únicamente entre hombre o mujer y piden que para referirse a esa comunidad, sea en ocasiones con “elle” o según lo especifiquen. 

La RAE ha acumulado aclaraciones o correcciones que simplemente parecieran únicamente no ceder a cuestiones de grupos feministas y a favor de la inclusión.

En 2018 causó polémica por definir la palabra "feminazi" como el "acrónimo de feminista sumado a nazi", que se utiliza con intención despectiva hacia las "feministas radicalizadas". 

Para muchas mujeres, el pronunciamiento significó que la academia validaba la existencia del término, que no solo es despectiva, si no que también incita y llama al odio a las feministas cuyos objetivos son lejanos a los de un nazi.

México goza de su propia Academia de la Lengua que tiene por objeto el estudio de la lengua española, los modos de habla y escritura en el país y que recién cumple 145 años. 

La Academia de la Lengua Mexicana también resuelve consultas ya sea en sus redes sociales o en su página web. 

Error del Daily Mirror

La definición puede parecer un tanto innecesaria para los mexicanos, pero parece que vino a bien, pues en el diario inglés Daily Mirror confundió el significado de la expresión en una nota sobre el temblor del 7 de septiembre de 2017 en la Ciudad de México.

La nota era sobre un video del Ángel de la Independencia y el temible movimiento que registró provocado por el temblor de magnitud 8.1.

El usuario que compartió la grabación de ese momento puso en su mensaje "ALV", haciendo referencia a la expresión de asombro.

Sin embargo, el sitio de noticias tradujo la expresión como "asta la vista", pensando que el usuario se despedía del monumento.

También te puede interesar: