'Insiders' de Netflix pone en bandeja a Telecinco su próximo caballito de batalla

·6 min de lectura

Insiders se está coronando como todo un fenómeno. Un reality oscuro, atrevido, arriesgado y retorcido, que más que jugar con el espectador juega con sus propios concursantes sin escrúpulo alguno. Y si algo está demostrando Netflix con su entrada en el mundo de los realities en España (con Insiders y con los primeros detalles de Amor con fianza) es que tiene buen ojo para crear algo novedoso, pero también que sabe fichar personajes frescos para el género. Algo muy diferente a la estrategia seguida por el líder del formato en nuestro país, Telecinco, con su rescate constante de figuras repetidas. Entre los personajes del universo de Sálvame, los que quedan en el escaparate mediático de MyHyV, los de Supervivientes, La casa fuerte, Gran Hermano y ahora Secret Story -con familiares y allegados incluidos- vivimos un reciclaje constante.

Pero eso podría cambiar porque si Telecinco no quiere que Netflix le coma la tostada, no solo podría tomar nota a las ideas nuevas, sino incluso echarle un vistazo a los rostros de Insiders. Porque en este reality se esconde el que podría ser el próximo caballito de batalla de Supervivientes.

Insiders (cortesía de Netflix)
Insiders (cortesía de Netflix)

Cualquiera que haya estado prestando atención a las redes en los últimos días o a las tendencias de la plataforma de Netflix se habrá percatado de que Insiders está revolucionando el formato tras su estreno el pasado jueves 21 de octubre. Llegó al catálogo sin hacer mucho ruido en su primer día para de repente vivir un bombazo, consiguiendo en tan solo un fin de semana desbancar a una gran favorita como You y coronarse como lo segundo más visto por detrás de El juego del calamar.

Y semejante éxito tiene explicación. Además de tratarse de un género televisivo con miles de adeptos (como demuestran las audiencias de los realities de Telecinco), sus siete episodios son oro puro para el amante de la telerrealidad, erigiéndose como un reality fresco, sin miedo al riesgo que bien podría pasar a la historia como la revolución que la telerrealidad tanto necesitaba. Y esto no solo se debe a la idea central del formato que se basa en colocar a 12 concursantes en una casa creyendo que están pasando por una prueba de casting para el primer reality de Netflix, sin ser conscientes de que los están grabando desde el primer día, dejando así en evidencia las estrategias, juegos sucios y caras reales ante la audiencia, además de reflejar hasta qué punto son algunos capaces de llegar por un premio de 100.000 euros y un poco de fama. No, no solo a esta premisa altamente manipuladora se debe su éxito. Sino también a sus concursantes.

En Insiders Netflix ha encontrado a un grupo de concursantes de personalidades fuertes y sin pelos en la lengua, que son el reflejo perfecto de los personajes de realities: diferenciando entre los que juegan estrategias para hacerse notar (y ganar) y los que apuestan por ser ellos mismos de principio a fin. Y en este último grupo encontramos a Nicole, una canaria transexual de 27 años nacida en Lanzarote que vive de las redes sociales pero con una fuerza ante la cámara que la convierten en la sorpresa más acertada para el género. 

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

No voy a desvelarles los spoilers del reality por si todavía no terminaron de verlo, pero cualquiera que lo haya devorado, esté por la mitad o solamente haya visto algunos avances, podrá coincidir en que Nicole es toda una promesa mediática. Se define a sí misma como “un huracán” y a lo largo del concurso la vemos hablando sin tapujos de sus compañeros, criticando a quien se interponga en su camino y alabando a sus aliados, pero siempre desde la opinión y sinceridad, jugando estrategias que se centran en ser ella misma. Con sus más y sus menos.

Vamos, que Telecinco ya está tardando en llamarla para sus próximos realities. Sin embargo, de verla en alguno creo que donde mejor encajaría sería en Supervivientes 2022. Es más, en una storie personal subida a su Instagram hace unas horas, Nicole hablaba al respecto jugando con las conjeturas pero sin revelar si la ya la habían contactado o no. “Sería una experiencia la verdad sumamente enriquecedora e inolvidable, no sé si pasará” decía cuando un segudor le preguntaba por sus posibilidades para ir a Supervivientes, para luego dejar caer: “no sé si lo aceptaré, no sé si lo haré, pero si pasara, a por todas Maripili”.

A lo largo de los siete episodios, Nicole a veces se va de la lengua, pero sabe pedir perdón. Se enfada cuando le sale y se divierte cuando también. Se muestra tal cual es, le guste al espectador y al que no también. Pero además, tiene salidas de lo más recurrentes con frases para reírse con ella constantemente. Nicole es un personaje que, de seguir en el mundo de la telerrealidad, estoy segura que podría hacernos pasar momentos divertidos, dramáticos y muy reales.

Nicole arranca su paso por Insiders formando una alianza con el personaje más polémico del formato, Iván Molina. Los dos son figuras en constante ebullición y no tardan mucho en saltar las chispas, sobre todo entre ellos mismos. Pero es a raíz de su amistad con él que conocemos que Nicole habría tenido una vida difícil (entendemos que debido a su transición física). Ella no menciona detalles específicos pero Iván sí señala haber hablado con ella en las primeras etapas del casting, descubriendo que había tenido una vida más dura que la suya. Incluso en varias ocasiones asegura que si él gana el concurso piensa pagarle la cirugía (que sin especificar se entiende que habla de una operación de cambio de sexo).

Nicole se muestra tal cual es. Es la primera en hacer bromas de su vida y su condición, pero sin por eso permitir que le falten el respeto. Tiene una vida aún por compartir y contar en detalle, aunque en sus redes sociales ya hizo alguna sugerencia en una publicación. 

Fue en marzo, meses antes de siquiera saber que la veríamos en Netflix, cuando anunciaba que estaba mudándose de casa y transformaba la experiencia en una analogía de su propia vida. “Al fin y al cabo, la vida es una continua mudanza. Cambiamos de muda de ropa, mudamos de amigos, de parejas e incluso de familia. Y en mi caso, mi vida ha sido una continua mudanza corporal para estar bien con mi interior”.

Solo hay que hacer un repaso por sus stories diarias en Instagram para ver que su desparpajo, gracia y verborrea recurrente es marca de la casa. Que ella es así, como se mostró en Insiders, hablando sin pelos en la lengua de sus compañeros, compartiendo información y conectando con sus nuevos fans prácticamente a diario.

Nicole se planta en Insiders como un diamante en bruto para la telerrealidad. Un rostro todavía por descubrir más a fondo, con buen humor, ingenio para las bromas, peleas y hacerse notar. Además de descubrirnos a una cantante en ciernes, que como lanza una broma se pone a cantar, Nicole dice en sus redes que es como “Kim Kardashian y Beyoncé, todas en una” mientras advierte en una storie, “que tiemble España”. 

Así que aquí queda la advertencia para las productoras de los realities de Mediaset. Ya están tardando en llamarla.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente