Estos insectos planean conquistar EEUU este verano: serán miles de millones

José de Toledo
·3 min de lectura
Close up of the 17 year locust or Magi cicada periodical cicadas after changing from the nymph stage before its final coloration. (Photo by: Education Images/Universal Images Group via Getty Images)
(Photo by: Education Images/Universal Images Group via Getty Images)

Entre abril y mayo que vienen, en una zona determinada de Estados Unidos – entre el norte del estado de Nueva York hasta el noroeste del de Georgia – se va a vivir un espectáculo natural que sólo ocurre cada 17 años: miles de millones de insectos aparecerán en zonas boscosas y en los márgenes de algunas poblaciones, para morir al cabo de pocos días tras haberse reproducido.

Y cuando decimos “miles de millones” no es una exageración. Esa es la proyección que han realizado los científicos, la cantidad de insectos que se espera que aparezcan entre los dos meses, basándose en estudios previos y modelos predictivos.

Bien, pero ¿qué insectos son estos que van a aparecer en semejantes números, para desaparecer durante otros 17 años hasta que “les vuelva a tocar” dejarse ver? Se trata de cicadas, un insecto del mismo grupo que las cigarras o chicharras comunes en las regiones mediterráneas.

Pero con una particularidad: que su ciclo de vida dura 17 años. Las hembras de estas especies – que pertenecen al grupo Magicicada – ponen sus huevos en las ramas de los árboles, y las larvas caen al suelo. Allí se entierran y se alimentan de raíces de árboles y arbustos, creciendo bajo tierra y fuera de la vista, pasando por cinco fases o formas larvarias distintas, hasta que se transforman en adulto.

Todas a la vez, emergen del suelo y llenan el cielo de los bosques. Buscan pareja, copulan, se reproducen, ponen sus huevos y se mueren. Momento en que el ciclo vuelve a empezar.

Y lo hacen por un buen motivo. Bueno, dos en realidad. El primero es sencillo de entender: si salen todos los adultos a la vez, es más sencillo que puedan encontrar pareja. Si cada uno emergiese a un ritmo la cosa se complicaría.

Pero el motivo principal es otro. Estos insectos tienen muchos depredadores: zorros, aves, ardillas, murciélagos… Si emergen miles de millones de individuos a la vez, algunos morirán antes de poder reproducirse, pero los depredadores no darán abasto para comérselos a todos. Muchos sobrevivirán para reproducirse, muchos más de los que lo harían si los números fuesen menores.

Y por ese motivo, se transforman en adultos todos a la vez. Una imagen que, cuando los colonos europeos lo encontraron por primera vez – en Europa este tipo de crecimiento sincronizado no se da – les recordó a una plaga bíblica. Pero a diferencia de las langostas, las cicadas no atacan cultivos ni, en muchas ocasiones, se alimentan.

Otra cosa curiosa es que, a pesar de lo que hemos contado hasta ahora, no todos los individuos emergen al mismo tiempo. Unos pocos, aquellos que crecen más rápido o que se pueden alimentar mejor, salen cuatro años antes. Y otros, más lentos o con menos recursos, cuatro años más tarde. Lo que es una buena noticia para la especie, ya que demuestra que se pueden adaptar, y que si el conjunto de la especie lo necesitase, podrían adelantar su ciclo y que durase 13 años, o retrasarlo hasta los 21 años.

En cualquier caso, miles de millones de insectos tiene que ser un espectáculo digno de verse.

Me enteré leyendo aquí

Más historias que te pueden interesar