La insólita condición de María Jesús Ruiz para raparse la cabeza en 'Supervivientes'

Redacción El HuffPost

El llamado Juego de las tentaciones acabó por todo lo alto este martes en Supervivientes. La última concursante en enfrentarse a él fue la ex Miss España María Jesús Ruiz, a la que le ofrecieron tres bocatas de calamares a cambio de cortarse el pelo. "Si hubieran sido tres pollos asados con patatas fritas y una tarta de postre, sí", dejó caer.

En un primer momento Jorge Javier Vázquez se negó, pero en cuanto la concursante repitió su oferta con un "me lo corto al cero", el presentador aceptó la condición.

En cuanto le confirmaron que le darían los pollos en días consecutivos y la tarta el sábado, la concursante se sentó, dispuesta a enfrentarse a la maquinilla —con lágrimas en los ojos, eso sí—.

"Bueno, me veréis casada con peluca", dijo la concursante, que pasará por el altar el 14 de septiembre con Julio Ruz. "Me está costando la misma vida no comer", aseguró la exmiss. Jorge Javier Vázquez le dio unos segundos para que se despidiera de su pelo antes de que la peluquera Raquel Mosquera cogiera la maquinilla.

"Para mí es un honor cortar el pelo aquí en Supervivientes", afirmó Mosquera mientras se ponía manos a la obra. Aunque recordaba a su compañera que más adelante se podría poner unas extensiones, no había más consuelo para Ruiz que pensar en los pollos.

"Ya que estamos, ¿quieres que te depilemos otras partes?", bromeó el presentador. "¡No hijo, tengo la definitiva en todo", respondió Ruiz algo más animada.

Poco después pudo reunirse con sus compañeros, que la aplaudieron y aseguraron que estaba "loca y guapa". Puedes ver el momento completo aquí.

MÁS SOBRE SUPERVIVIENTES

Sigue leyendo en El HuffPost