'Inocentes', el resumen semanal de los capítulos del 61 al 63: Llenos de esperanza

·2 min de lectura
Photo credit: Productora
Photo credit: Productora

La esposa de Esat descubrió que estaba esperando un hijo justo cuando su hermana atravesaba uno de sus peores momentos, tal como descubrimos en los últimos episodios de Inocentes. En la emisión de esta semana, después de su último brote, Safiye se encerró en casa sola y le pidió a su familia que no se acercase a ella. "Si os toco os pasaré mi mala suerte y terminaréis muriendo. Mi madre tenía razón, yo llevo la desgracia allá por donde voy”, comentó tristemente. Neriman y Hikmet se instalaron en el piso de Esat mientras esperaban una solución a los problemas de la mujer.

Por su parte, Gülben se atrevió a compartir con su marido y el resto de sus allegados que estaba esperando un hijo: “Voy a ser madre”. Por supuesto, todos estallaron de emoción y felicitaron a la futura madre. Esta también le dio la feliz noticia a su hermana, aunque lo hizo a través de la puerta. Además, le instó a dejar que su psicóloga la visitase y la tratase. Safiye accedió, no muy convencida.

Al día siguiente, la psiquiatra de Gülben llegó a la casa de Safiye. Después de una valoración inicial, creyó ciegamente en qué su salud mental podía mejorar. Así se lo hizo saber a Hikmet y al resto de la familia Derenoglu. “Usted es nuestra última esperanza”, señaló el patriarca, quien solo deseaba ver feliz y en paz a su hija antes de morir.

Ceylán montó un escándalo en las oficias de Han

Por su parte, Naci se instaló en el hotel. Desde la ventana, vigilaba los pasos de su esposa, a quien sigue amando con todas sus fuerzas. No obstante, prefería estar lejos de ella en ese momento, pues sabía perfectamente que él era quien le recordaba a la muerte y su sola presencia podría echar por tierra cualquier avance.

Por otro lado, Han no dejó de perseguir a Ceylán y ella se percató de esto. La mujer perdió la paciencia y una mañana entró en la oficina de su exnovio, mientras este estaba en mitad de una reunión, y le exigió que la dejase en paz: “Ahora quien no puede pasar página eres tú por lo que veo. No quiero que vuelvas a meterte en mi vida”. El empresario trató de restarle importancia a lo ocurrido.

Por su parte, Safiye decidió tejer unos patucos para su sobrina. Después, llamó a Neriman y le pide que en media hora los recogiese en la puerta de su casa: “Dáselo a Gülben de mi parte”. Sin embargo, creyendo que podía pasarle su mala suerte al bebé a través de las prendas, decide quedárselas y no compartirlas con nadie.

No te pierdas ningún capítulo de Inocentes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente