'Inocentes', el avance semanal de los capítulos 64 y 65 en Antena 3: ¿Problemas con el embarazo?

·2 min de lectura
Photo credit: Productora
Photo credit: Productora

Safiye accedió a ser tratada por la psiquiatra de su hermana, mientras que Han siguió a Ceylán y descubrió que estaba viendo a otra persona, tal como descubrimos en los últimos episodios de Inocentes. En la emisión de esta semana, las sesiones de Safiye con la psicóloga de Gülben comienzan a dar resultado. Aunque la mujer no está todavía preparada para salir de su edificio, si se atreve a abandonar su casa e invitar a su familia a cenar esa noche en su hogar. “Quiere que vayamos todos”, dice Neriman tras leer la nota que su hermana ha deslizado bajo el marco de la puerta. Lo cierto es que si habrá una sonada ausencia en la mesa. La de Naci, quien no ha recibido invitación. El profesor es consciente que su esposa todavía no está preparada para verle y para pasar tiempo con él.

Siendo consciente de que no puede adecentar la casa sola, Safiye pide ayuda a Oksan, quien está muy feliz viendo que su relación con Byram va viento en popa. Las dos, codo con codo, se disponen a eliminar toda la suciedad que se ha ido acumulando con el paso de los días en la vivienda. Aunque hay alguna estancia que se les repite más que otras.

Juntos de nuevo y en casa

Horas más tarde, Oksan se marcha y deja a Safiye preparando la cena. De repente, la mujer vuelve a tener alucinaciones con su madre y duda de si está en condiciones para ver a su familia. Una llamada a la puerta, la saca de su trance. Es Gülben, quien viene a ayudarla en lo que necesite. Ambas hermanas pasan un feliz momento juntas cocinando y limpiando como en los viejos tiempos. Hasta ponen música y dan algún que otro paso de baile.

Al caer la noche, todos se presentan a la cena, incluida Ceylán, quien ha decidido darle una nueva oportunidad a Han. En mitad de la velada, Gülben, para alegría de Safiye, revela que está esperando una hija de Esat: “Esta mañana nos dijeron el sexo del bebé”. Naci, que no ha sido invitado a la reunión, observa todo desde la ventana de su hotel. Está feliz de ver a su esposa sonriendo con sus allegados.

Antes del postre, Gülben comienza a sentir fuertes dolores en el vientre y le pide a Esat que la lleve al hospital con disimulo: “Si mi hermana se entera de que algo va mal con la niña, creerá que es su culpa. Vámonos”. El matrimonio baja las escaleras y se marcha a la clínica. Safiye, por su parte, presiente que su hermana no se encuentra bien.

No te pierdas ningún capítulo de Inocentes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente