Del injerto capilar al marcaje abdominal, los 'arreglillos' estéticos de los hombres

Los hombres españoles son los más presumidos del mundo y lo que más les preocupa es quedarse calvos, lo que ha multiplicado los injertos capilares. Lo confirma un estudio reciente de Kantar España que analiza las nuevas tendencias en cirugía estética masculina

Según revelan los especialistas, el hombre español, que está entre los hombres más presumidos del mundo y encabeza la lista de calvos en el territorio mundial, ha perdido el miedo al quirófano y ya no teme someterse a intervenciones para mejorar su imagen. (Foto: Getty)

Si la belleza es un indicador de bienestar social, el perfil de la sociedad española que emerge del estudio de Kantar España (consultoría líder en el comportamiento del consumidor) recién publicado, retrata una sociedad en plena cohesión social. Según este informe, el hombre español se incorpora al uso de categorías tradicionalmente asociadas al consumo femenino y también accede a la cirugía y medicina estética de igual modo que lo hace la mujer.

Ahora ya no sólo las mujeres son las que se preocupan por su estética y por sentirse bien en cada ocasión. Los hombres buscan cada vez más una estética que les cuadre, cambios radicales en su físico o limar pequeñas imperfecciones. Otra tendencia al alza son las intervenciones para remarcar los abdominales en muchos hombres jóvenes y de mediana edad y reducir la grasa. No les importa reconocerlo, incluso es símbolo de status social. La belleza está cambiando y no entiende de sexos.

“El hombre español está incorporándose paulatinamente al uso de categorías tradicionalmente asociadas al consumo femenino, como son los productos de cuidado facial y capilar, explica Verónica Valencia, especialista en uso del consumidor en Kantar España. El efecto que tienen las modas y nuevas tendencias en el uso de productos puede materializarse en variaciones a corto plazo, aunque no es hasta pasado un período más largo, en que podemos ver su verdadero impacto”.

Además de las tendencias, a los hombres españoles también les importa cómo se refleja el paso del tiempo en su piel y las enfermedades que ésta puede desarrollar.

En cirugía estética, la eliminación de grasa localizada es uno de los objetivos clave, siendo la liposucción un tratamiento muy frecuente, como también lo es de forma más localizada la abdominoplastia. (Foto: Getty)

Según los últimos datos, el 63 por ciento declara haber tenido una afección cutánea en el último año, frente al 55 por ciento a nivel mundial, y 1 de cada 5 se ha detectado lunares y/o marcas en la piel. Una preocupación que se puede traducir en compras, ya que tienen un 26 por ciento más de probabilidades de comprar un producto de cuidado personal adecuado para su tipo de piel.

Por otro lado, el informe revela que mejorar la apariencia ya no es un privilegio reservado exclusivamente a los más ricos. Cada vez más se está democratizando la estética masculina, consiguiendo invertir la tendencia que llevaba a los españoles a emprender viajes al extranjero para conseguir intervenciones a precios más asequibles, pero sin los estándares de calidad europeos.

La intervención más demandada

Habrás adivinado que es el injerto capilar. Lo novedoso es que Turquía ya no es el destino perfecto para realizarse un trasplante capilar.

Los datos del estudio revelan que los hombres españoles son los más presumidos del mundo, ya que su vanidad supera en 10 puntos la media mundial. 

De hecho, se estima que el  24 por ciento de hombres del mundo están interesados en su belleza y en potenciarla; en España, esta cifra ronda el 34 por ciento.

Esta superación en 10 puntos la media mundial,  justifica el aumento de un 50 por ciento de la demanda de injertos capilares en nuestro país, que además, es un país de calvos, ya que los datos también reflejan que España es segundo país con mayor índice de alopecia masculina, seguido de República Checa.

La caída del pelo es nuestra mayor pesadilla y si, entre 2014 y 2017 se produjo el boom de esta clase de operaciones, ahora España es el país de Europa con el índice más alto de alopecia masculina. Solo en el Man Medical Institute, realizan 8.000 intervenciones al año. (Foto: Getty)

El 84 por ciento de la población masculina sufre alopecia, un 54 por ciento calvicie y un 48 por ciento reconoce querer hacerse un tratamiento para solucionar la misma.

En definitiva, la caída del pelo es lo que más preocupa a los varones y Turquía era el destino elegido para ponerle solución. Pero esa tendencia está cambiando.

Desde 2015 más de 5.000 españoles han viajado cada año a Turquía para encontrar una solución definitiva a su alopecia. Según el equipo de la Unidad Médica de Man Medical Institute, el grupo que se postula como líder europeo en cirugía de injerto capilar, gracias a un revolucionario modelo empresarial que convierte a España en nuevo destino europeo del turismo de salud, Turquía es historia para los injertos: “Vamos a lograr democratizar la cirugía capilar a la cual solo unos pocos privilegiados podían acceder en España. Ahora se puede acceder a las mejores intervenciones sin salir de España”, afirma la doctora Rocío Olivenza, de la unidad médica de Man Medical Institute.

Los abdominales son los músculos más difíciles de marcar. Y a la vez, los más deseados. (Getty)

De acuerdo con la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE), los hombres españoles acuden a la cirugía estética sobre todo a partir de los 40 cuando empiezan los primeros signos de envejecimiento y cuentan con más ahorros.

Pero no sólo se realizan injertos capilares, la liposucción, lipolaser, marcaje abdominal, abdominoplastia, blefaroplastia y lifting (una operación hasta hace poco femenina) están a la orden del día. Y, atención, que hay otras tendencias realmente sorprendentes como los implantes de gemelos, tal y como publica Menshealth.

“Esta tendencia va en aumento, donde los hombres españoles buscan cambios radicales y no tienen miedo a la cirugía, ni a las intervenciones estéticas, ni a los trasplantes, ni a innovar  con tal de verse bien, ya que cada vez más la búsqueda de su belleza ocupa una de sus preocupaciones diarias. Los hombres se cuidan, cada vez más y no temen miedo a reconocerlo” , concluye la Dr. Olivenza.

El estudio concluye que la cirugía estética ya no es un lujo para unos pocos. Los hombres lo saben y lo demandan cada vez más.

Y tú, ¿qué piensas de los ‘retoques’ estéticos? ¿Estás a favor o en contra? Llegado el caso, ¿te someterías a alguna intervención de cirugía plástica?

Más historias que pueden interesarte:

Mentoplastia, el 'retoque' estético para salir bien en los selfies

Lo que te puede pasar si vas a la meca del trasplante capilar

Ellos también tienen complejos: la liposucción es cosa de hombres

Finito de Córdoba: sí, los hombres también se operan

Cuándo es aconsejable hacerse una rinoplastia