¿Y si Iñigo Onieva hubiese querido boicotear su boda con Tamara Falcó?

MADRID, SPAIN - NOVEMBER 28: Iñigo Onieva and Tamara Falco attend a Davis Cup match on November 28, 2021, in Madrid, Spain. (Photo By Oscar J.Barroso/Europa Press via Getty Images)
¿Iñigo Onieva podría ser la cabeza pensante tras la ruptura con Tamara Falcó? (Photo By Oscar J.Barroso/Europa Press via Getty Images)

Ya es una realidad que Iñigo Onieva y Tamara Falcó no son pareja. La socialité ha dejado a su prometido y tras romper con él, también le ha borrado de su lista de ‘seguidos’ en redes sociales. Iñigo le ha respondido horas más tarde con un ‘unfollow’ a la marquesita.

Desde luego el culebrón de Tamara Falcó e Iñigo Onieva es de película de ciencia ficción pero, ¿y si realmente todo es un teatrillo orquestado por él en el que Tamara sería, sin quererlo, la protagonista?

Está claro que cuando Tami colgó la foto del anillo de tres diamantes en Instagram y anunció su boda con Iñigo Onieva el próximo junio de 2023 lo hizo con toda su alma y la ilusión en su mirada se veía a leguas.

Sobre ella no me queda ni un ápice de duda que está perdidamente enamorada de Iñigo y que confiaba plenamente en él. Con esta ruptura se caen las versiones anteriores de que podrían ser una pareja abierta o de que Tamara era conocedora de las supuestas infidelidades de Onieva pero las aceptaba.

Falcó ya había dicho públicamente que ella no perdonaría una infidelidad y, ahora que hay un vídeo y toda España ha podido ver a Iñigo comiéndole la boca a otra mujer mientras, a su vez, planeaba su boda con Tamara, ella ha sido fiel a sí misma y le ha dejado.

‘Semana’ recoge que la suegra, Isabel Preysler, ya habría advertido a Iñigo con un lapidario: “No llames a mi hija”, mientras Tamara se encuentra arropada en el hogar materno. A la vez, la prensa publica que Falcó le habría dado un ultimátum a Onieva para que se largue ya del piso de Madrid que compartía con la marquesa de Griñón hasta el momento.

Pero, ¿de verdad Iñigo tiene tan pocas luces de liarse con otra chica en un festival lleno de gente? Es que no me lo puedo creer. Lydia Lozano tiene una teoría que personalmente me parece interesante y es que él lo habría preparado todo para que el ‘boom’ estallase, Tamara se enterase y así no casarse.

La periodista, convaleciente de su reciente operación en la espalda, apunta a que cree que Iñigo no quería casarse, que “se agobió” y por eso urdió este plan maestro para que Tamara le dejase y así evitar pasar por el altar.

Suena surrealista, lo sé, pero es que más surrealista me suena que un chico que es famoso, que sabe de sobras que la gente española le reconoce, se vaya a un festival, se encuentre con gente española, les diga que es soltero (tal como recogió ‘Socialité) y se líe con una mujer esperando que nadie le grabe o que no se sepa.

Además, qué casualidad que el vídeo del beso existe, que un amigo no se da cuenta de algo tan obvio y lo sube por error, se supone, a Instagram. Además de esto, que ya es raro de narices, resulta que a Tamara le hackean el móvil y cuelgan ese vídeo en su status de WhatsApp para que lo vea ella y todos sus contactos, o sea, difusión masiva.

Luego de esto, que ya es muy rebuscado para ser todo casual, resulta que la mejor excusa de Iñigo es que el vídeo es de 2019, ¿en serio? ¿Onieva no llega a pensar que esa excusa se la iban a tirar a la basura en cuestión de minutos? Es que, de verdad, me cuesta creerlo.

La música que suena de fondo es de este año, la chica que acompaña a Iñigo había escrito en sus redes que era su primer año en el ‘Burning Man’ y un sinfín de cosas más, decoración, asistentes etc. que le han delatado.

Sé que puede ser una hipótesis descabellada pero, si Lydia tiene razón y él estaba mega agobiado con la boda, supongo que podría haber pensado, a grandes males, grandes remedios y, de ser cierta esta teoría, le ha salido de lujo, desde luego. Eso sí, el corazón de Tamara Falcó ha quedado reducido a pedazos.

Te puede interesar...

¿Cuándo se conocieron Tamara Falcó e Iñigo Onieva?

Iñigo Onieva y Tamara Falcó se conocieron en una cena entre amigos hace dos años, en 2020. Fue en marzo, antes de la pandemia, en el cumpleaños de Luisa Bergel, una amiga en común.