Limón y mango no son realmente mexicanos, y no son los únicos que creías que sí

Así como México exportó al mundo la vainilla, el chocolate, el jitomate o el aguacate, hay ingredientes que consideramos muy nuestros que en realidad vinieron de afuera.

Mango

Es difícil imaginar a México sin mangos, especialmente enchilados. Pero esta fruta es originaria de Asia, específicamente India y Birmania, donde se cultiva desde hace unos 4 mil años. Con el tiempo llegó a Filipinas, de cuya colonia los españoles lo importaron a México. Y sí, todas las variedades, incluso nuestras favoritas, manila y ataulfo, no son originariamente de nuestro país.

El mango comenzó a cultivarse hace 4 mil años en India y Birmania. Foto: Getty Images

Tamarindo

Esta leguminosa también tiene su origen en la India, aunque su cultivo pasó con el tiempo a Oriente y después a Europa durante la Edad Media. Sin embargo, fue en África donde tuvo mayor auge, debido al clima que permitía su cultivo. Así, los españoles terminaron introduciendo el tamarindo a México, donde su cultivo tuvo éxito en el Pacífico, específicamente Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

El tamarindo llegó a México gracias a los españoles, pero su origen es indio. Foto: Getty Images

Caña de azúcar

Se considera que el azúcar comenzó a cultivarse en la zona de Bengala, en la India, y muy lentamente comenzó a propagarse por el mundo. En España tardó en popularizarse, en parte porque ahí se usaba más la miel para endulzar los alimentos, y por el clima. Sin embargo, con la llegada de los españoles a América, la caña de azúcar encontró terreno fértil y clima perfecto.

De hecho, hoy en día su cultivo se concentra en América Latina, el Caribe y Oriente, y en México es el estado de Veracruz el que concentra la mayor parte de su producción, hasta el 36.7%. Y sí, cuando hablamos de caña de azúcar, también hablamos del tradicional piloncillo, que tanto usamos en México.

La caña de azúcar también tendría su origen en India. Foto: Getty Images

También te puede interesar: Hoy es un manjar, pero el huitlacoche no siempre fue un alimento celebrado

Limón

Los mexicanos usamos el limón para todo, y si no lo tenemos en la mesa en una taquería es porque algo anda muy mal. Sin embargo, no es originario de México, así como los cítricos en general. Pero específicamente el limón tendría su origen en Assam, al noroeste de India, donde se cultiva hace unos 2,500 años. Los árabes habrían sido los responsables de introducirlo a Medio Oriente, África y el Mediterráneo, por lo que los españoles también lo introdujeron a México durante la Conquista.

En México le ponemos limón a casi todo, pero este cítrico sería originario de India. Foto: Getty Images

Flor de jamaica

Fueron los españoles quienes trajeron la jamaica desde Filipinas en 1565. Sin embargo, su origen se remontaría a África, específicamente Egipto, Sudán y Senegal, donde se cultivaba para crear telas. Claro que ha pasado por algunos cambios, pues hoy en México consumimos dos tipos, la mexicana, que se considera gourmet, y la que importamos de China, y es la que solemos encontrar en los mercados. La diferencia entre ambas es que la nacional tendría flores más grandes y de color negruzco, mientras la china es más pequeña y fina, de color rojo intenso.  

La flor de jamaica sería originaria de África, aunque en México hoy consumimos mucha importada de China. Foto: Getty Images

También te puede interesar: México, el país con más flores comestibles del mundo

Nuestro ganado

Vacas, cerdos, cabras, borregos, y otros animales de ganadería no existían en México hasta la llegada de los españoles. Hasta entonces los alimentos de origen animal en México eran pescados y mariscos, insectos, guajolotes y otras aves, venado, jabalí, conejos, armadillos, serpientes, tortugas ardillas y hasta algunos perros.

Las vacas, así como borregos y cabras, llegaron a México gracias a los españoles. Foto: Getty Images

@travesabarros