Tus vitaminas, bolsas de plástico y hasta el vino podrían esconder ingredientes de animales

Aunque no lo digan en la etiqueta, muchos de los productos de uso diario contienen o utilizan productos provenientes de animales, y tú sin saberlo. Por eso reunimos algunos de ellos.


Revisar las etiquetas y procesos de los productos, es una forma de asegurarte que no contengan ingredientes de origen animal. Foto: Getty Images

Bolsas de plástico

Más allá de contaminar al planeta, las bolsas de plástico podrían contener ingredientes de animales, pues en algunos casos utilizan agentes deslizantes para reducir la fricción de ácido esteárico, que proviene de grasa animal.

Azúcar

Aunque en sí misma el azúcar no es un producto animal, su proceso de blanqueamiento suele utilizar huesos carbonizados, que no solo le quitan las impurezas sino que le dan su color blanco.

Alimentos rojos

Muchos de los tintes rojos vegetales provienen de cochinillas de las que se obtiene el famoso carmín. Este tinte es común en caramelos, helados yogures.

Cepillos, peines, brochas y pinceles

Todavía es fácil que las cerdas de cepillos, brochas y pinceles sean de animales, por eso es importante revisar los empaques para preferir aquellos que sean de nylon o derivados. En cuanto a los peines, sobra decir que todavía se comercializan alguno de carey auténtico, el cual proviene de caparazones de tortugas, cuyo tráfico es ilegal, pero no del todo desparecido, aunque hoy en día la mayoría de estos productos son de plástico.

También te puede interesar: ¿Tu maquillaje tiene ingredientes de animales?

Vino y cerveza

Si bien los productos finales no contendrían ingredientes de animales, son los procesos de producción, específicamente su filtración, los que no serían veganos. Se trata de remover proteínas, levaduras, algunos sabores y otras partículas para clarificar las bebidas.

En el caso del vino, se suelen usar agentes que incluyen sangre, médula ósea, caseína, albúmina de huevo, quitina (que proviene de conchas de crustáceos), aceite de pescado, gelatina y más. Existen algunas marcas que han optado por utilizar filtraciones veganas, como carbón, piedra caliza y otras opciones. El portal Barnivore recoge un listado de marcas de vino veganas que puedes consultar.

En el caso de la cerveza, serían solamente las cervecerías más tradicionales las que seguirían usando subproductos de animales en sus procesos de filtración (como gelatina y vejigas de pescado). Como no son parte de sus ingredientes, no suelen especificarse en los empaques, pero puedes consultar el listado del portal Barnivore de cervezas veganas.

Suplementos alimenticios y vitaminas

Son varias las vitaminas y suplementos nutricionales que no suelen obtenerse de forma natural del mundo vegetal, como la vitamina B12, la creatinina, la cronsina, la vitamina D3, la taurina y el hierro hemo. Y aunque sí hay algunas alternativas, debes revisar las etiquetas de tus suplementos, y prestar atención a estos ingredientes:

  • Enzimas digestivas, como pepsina (que provendría de estómagos de cerdo) y lipasa (que se obtendría de teneros, corderos o cabritos).

  • Ácidos grasos Omega 3. La mayoría de estos se obtienen de pescados, aunque hay opciones veganas que las sustraerían de algas.

  • Vitamina D3. Suele obtenerse del pescado, aunque también podría obtenerse de algas.

  • Vitamina B12. La mayoría se obtiene de animales, pues esta vitamina sería creada por bacterias en la tierra que los animales ingieren. Sí existen alternativas veganas, que la sacarían directo de cultivos de bacterias.

  • Glucosamina. Si bien se puede obtener a partir de fermentación del maíz, la mayoría proviene de conchas de crustáceos.

  • Colágeno. También hay opciones veganas, pero lo más común es que se sustraiga de huesos y tejido animal.

  • Ácido hialurónico. Suele obtenerse de los ojos de animales, pues la opción vegana que saldría de la manipulación genética de bacilos no es tan accesible todavía.

Otros ingredientes de suplementos de origen animal incluirían: carotenos, lactosa, estrógenos, y cisteína.

También te puede interesar: Moda vegana: cómo identificar si tu ropa es libre de maltrato animal

Instrumentos musicales

Las cuerdas de algunos instrumentos, como guitarras y violines, todavía se harían a partir de intestinos de animales, aunque ya son raros gracias a que se han sustituido con nylon o acero. Sin embargo, es cuestión de revisar cada instrumento que compres para evitar:

  • Cabello de caballo, que suele utilizarse para los arcos de violín.

  • Cuero, común para tambores y gaitas, aunque ya muchos utilizan opciones sintéticas.

  • Aceites para limpiar parches de tambores, pues suelen tener lanolina, sebo y otros aceites de origen animal.

@travesabarros