Informe de Yale señala que Vladimir Putin está perdiendo la guerra financiera contra Occidente

·2 min de lectura
Vladimir Putin credit:Bang Showbiz
Vladimir Putin credit:Bang Showbiz

Vladimir Putin está perdiendo la guerra contra Occidente y su economía está en un declive catastrófico e irrevocable, incluso mientras corta el suministro de gas a Europa y a pesar de sus esfuerzos por ocultar los daños.

Según un informe de un grupo de expertos de la Escuela de Negocios de Yale, las sanciones internacionales y la retirada voluntaria de empresas han dejado un efecto paralizante sobre la economía rusa.

El informe, basado en diversas fuentes privadas, no convencionales y datos propios, sostiene que mientras Vladimir Putin ha implementado una estrategia insostenible y ha provocado pánico en los gobiernos europeos cancelando el suministro de gas, "ha deteriorado irremediablemente" su posicionamiento como exportador de materias primas, debilitado por perder sus mercados principales.

Por lo tanto, el resultado pinta un tanto sombrío para el presidente ruso, según prevé la investigación. Desde el comienzo de la invasión a Ucrania el pasado 24 de febrero, se ha visto inmerso en una guerra económica con Occidente que se libra a través de las sanciones, el comercio y el suministro de energía.

Mientras que algunos analistas han denunciado la resistencia de la economía rusa frente a los esfuerzos de Occidente por paralizarla, los expertos de Yale concluyen que "no hay camino para salir del olvido económico para Rusia".

"De cara al futuro, no hay camino para salir del olvido económico para Rusia mientras los países aliados sigan unidos en el mantenimiento y el aumento de la presión de las sanciones contra el país", aseguran.

Pero la caída de la economía rusa también ha sido impulsada por la fuga de compañías inversoras. Según estiman los expertos, las empresas que han abandonado Rusia representaban aproximadamente el 40% de su PIB, generando así una pérdida del valor de tres décadas de inversiones extranjeras desde la caída de la Unión Soviética e impulsando la fuga masiva de capitales.

"A pesar de los delirios de Putin sobre la autosuficiencia y la sustitución de importaciones, la producción nacional rusa se ha paralizado por completo, sin capacidad para reemplazar las empresas, los productos y el talento perdidos", asegura el informe.

Los expertos han examinado datos de consumo de alta frecuencia, comprobaciones cruzadas, comunicados de los socios comerciales internacionales de Rusia y la extracción de complejos datos de transporte marítimo para elaborar un análisis económico que mida el estado de la economía de Putin y lo que le puede deparar el futuro.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente