Una influencer sorprende enseñando 6 maneras diferentes de llevar un vestido de Zara de 8 euros

·5 min de lectura

Un vestido, ocho euros, seis looks, 1,33 euros el outfit. En proporción, cuestan más algunas barras de pan que el vestido de Zara del que ha presumido la influencer Jessie Chanes. Desgraciadamente, ya no está disponible a la venta, pero hemos encontrado muy similar. Y, además, lo más importante es la lección magistral de estilo que nos ha dado para que podamos exprimir al máximo la misma pieza.

De mangas afaroladas con puños ajustados, cuello en pico, cierre con una elegante hilera frontal de botones, de largo midi y abertura en la falda, el vestido de la joya de la corona de Inditex es una edición especial fabricada en punto. Chanes tuvo la suerte de cogerlo al vuelo hiperrebajado en un tono oscuro, pero tienes la oportunidad de hacerte con una alternativa idéntica en color piedra. Eso sí, a su precio original, 59,95 euros.

Más allá del precio, como decíamos anteriormente, lo verdaderamente reseñable de la cuestión es con qué facilidad se puede transformar una pieza versátil como esta. No tiene que ser la misma, puede ser cualquier vestido camisero que tenga ciertas similitudes con este de Zara. Entre las propuestas de Jessie Chanes, además, hay opciones adaptables a todos los tipos de días propios de esta época del año, a caballo entre el invierno y la primavera, y para contextos tan variados como una tarde de ocio en primavera o una boda, tal y como explica en su publicación la instagramer.

Empezando por esta última posibilidad, Chanes propone combinar el vestido en cuestión de la forma más sencilla posible, con dos básicos de las BBC: unas sandalias metalizadas de tacón como las que hemos fichado en Zalando y una cartera con estampado animal print del estilo de la que encontramos en El Corte Inglés. No puede ser más económico y resolutivo el look, que puedes rematar con un recogido natural que deje caer el flequillo a ambos lados de la cara.

El vestido parece otra prenda completamente distinta cuando Jessica Chanes lo convierte en la primera capa de sendos looks informales. El primero de ellos, en clave sporty, junto a unas Converse de caña alta en color blanco y una cazadora vaquera a juego con estas, también en blanco. Un bolso tipo shopper rojo pone el contrapunto de luz a un look ideal para la primavera.

El segundo se trata de un conjunto más veraniego, perfecto para dar continuidad al vestido y dar el relevo a estilismos como el anterior cuando el calor haga insoportable llevar los pies cubiertos. La clave que aporta la influencer para transportar el vestido directo al verano es triple: unas sandalias planas de pala y un sombrero de rafia de Asos a juego con un bolso fabricado en el mismo material. Una vez más, el secreto está en los detalles.

No queda la cosa aquí, y eso que ya está más que amortizada la inversión en el vestido de Zara, incluso si te haces con uno que cueste más que el que Jessie Chanes ha utilizado como base para su masterclass de cómo exprimir al máximo la misma prenda.

Vestido abotonado de edición limitada de Zara.
Vestido abotonado de edición limitada de Zara.

La influencer ha compartido hasta tres alternativas más sobre cómo llevarlo, y ninguna tiene nada que ver con las anteriores, ni tampoco entre ellas. Es muy atractiva la que se inspira en el estilo boho chic, combinando el vestido midi con unas botas cowboy en color negro y una blazer clásica a juego que Chanes remata con un elegante bolso en el mismo color. Una apuesta por la extraer la versión más sofisticada y elegante del vestido gracias al valor seguro que es el negro cuando se busca un objetivo así en un look.

No le va a la zaga en cuanto elegancia, y gana en comodidad y luz, la manera en la que Jessica Chanes convierte al vestido en la base perfecta para un outfit impecable para afrontar una larga jornada de trabajo. Se baja de los tacones pero sin perder un ápice de formalidad gracias a la elección de unos mocasines de Mango con incrustaciones, y mantiene el equilibrio justo entre confort y elegancia con una blazer de H&M en color tierra y un bolso de asa corta firmado por Liujo a juego. No faltan, como en casi todos los outfits que propone, unos pendientes dorados.

Y, por último, si todavía no has encontrado una combinación ganadora que te conquiste, es porque te identificas con un gusto más ecléctico, rasgo propio del street style actual, mucho menos encasillado que de costumbre. No te preocupes, Jessie Chanes también ha tenido en cuenta dicho estilo a la hora de pensar opciones a partir del mismo vestido chollo de Zara.

Su apuesta en este sentido es cambiarle completamente la cara a la prenda convirtiéndola en una falda midi. ¿Cómo? Poniéndose un jersey fino de punto encima, liso y en color negro, con un cinturón ancho a juego para darle un toque chic y de paso estilizar al máximo.

Unas botas cowboy, marrones en este caso, para romper la monocromía del resto de propuestas mencionadas -otra forma de acentuar esa eclecticidad, libre de corsés cromáticos, a la que hacíamos referencia-, un bolso en color tierra y un abrigo en el mismo tono ponen la guinda a un look con el que podrías ponerte en marcha mañana mismo, ahora que todavía el termómetro no alcanza temperaturas especialmente cálidas. A medida que lo haga, basta con sustituir el abrigo por un trench primero, y más tarde por una chaqueta de entretiempo, para mantener vigente la estructura del look en cuestión hasta bien entrada la primavera.

Más historias que te puedan interesar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente