Una influencer lleva al extremo el miedo al coronavirus en el desfile de Chanel

Por Marina Scofield
Photo credit: Daniel Zuchnik - Getty Images

From Harper's BAZAAR

El coronavirus es trending topic a nivel mundial. Este nuevo y desconocido virus no solo llena noticiarios y portadas de periódicos, sino que está afectando a todos los sectores de la sociedad, moda incluida. Armani celebró a puerta cerrada su desfile en Milán, la asistencia a algunos eventos de moda ha caído en picado y las mascarillas parecen haberse convertido para muchos en un accesorio más de sus estilismos.

Sin embargo, médicos y profesionales de la sanidad no se cansan de repetir que estas mascarillas quirúrgicas no protegen del contagio y que lo imprescindible es cuidar la higiene, lavándose las manos con regularidad. Haciendo caso omiso a estas recomendaciones, son muchos los que, llevados por el pánico a contraer la enfermedad, no dudan en vestirse con ropas protectoras.

El caso más extremo se ha presenciado durante el desfile de Chanel, donde una de las asistentes ha aparecido ataviada de pies a cabeza con máscara, con pantalones del mismo tejido empleado en hospitales y una mascarilla de tela, guantes y botas de agua de Chanel, además de un bolso de la maison francesa. Esta fashionista, que ha llevado a la pasarela de Chanel el miedo creciente al coronavirus, es Nicol Raidman, una empresaria e influencer israelí, conocida por haber aparecido en un reality similar a The Real Housewives.

La foto ya acumula más likes que el resto de sus publicaciones en apenas unos minutos, algo que ha suscitado la desconfianza sobre si se trata realmente de miedo o es una estrategia de marketing más para lograr viralizarse en redes sociales.

Además de Nicol, han sido muchos los asistentes a Paris Fashion Week que han tapado sus rostros con mascarillas, bien fuesen auténticos artículos de lujo o las más sencillas.

Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

La mejor respuesta a este pánico creciente ha sido la imagen final del desfile de Chanel, donde se han unido tres modelos de diferentes razas y, entrelazando sus brazos en símbolo de unión, han querido poner sobre la pasarela un potente mensaje contra el racismo que está aflorando en la sociedad debido al coronavirus.

Photo credit: CHRISTOPHE ARCHAMBAULT - Getty Images