'Infiel': Pierde el control

·2 min de lectura

Volkan da la voz de alamar al no tener noticias de Asya, ni de Ali. Tras hablar con Gönul y dejarle claro que piensa que Derin está detrás de la misteriosa desaparición, va a la policía para poner una denuncia en Infiel. No obstante, los agentes le dicen que es demasiado pronto: "Hay que esperar 24 horas por lo menos". Por su parte, Derin se defiende y asegura que no tiene nada que ver con lo ocurrido a Asya y a Ali. A su madre, incluso, le confiesa que estuvo con Onur toda la tarde: «Necesita hablar con alguien y le elegí a él».

Aunque parezca raro, Derin, en esta ocasión, dice la verdad. Resulta que Asya y Ali se han marchado de viaje por un par de días sin avisar a nadie. Todo es un plan de la médico, que quiere hacer sufrir a su exesposo con su falta de noticias y darle un escarmiento a Derin.

La mañana de después, la doctora regresa con su hijo para alegría de Volkan. «Dios mío, qué miedo he pasado, creí que os había perdido», dice al arquitecto. La médico aprovecha el momento de debilidad de su exmarido para presionarle con la idea de pedirle el divorcio a su esposa. Mientras tanto, Gönul se cita con Onur y le da las gracias por haber cuidado de su hija. Ambos unen fuerzas para proteger a la joven de los ataques de su gran enemiga.

Una relación que sigue siendo de tres

La noche de después, Derin, que sigue empeñada en salvar su matrimo como sea, prepara una romántica cena para Volkan, ajena a que este piensa pedirle el divorcio esa misma noche y regresar con Asya cuanto antes. Sin embargo, los planes se tuercen para todos.

La doctora, que no ve capaz a su exesposo de cumplir con su palabra de separarse, se presenta en mitad de la velada y le confiesa a Derin toda la verdad: «Volkan no le ha olvidado y quiere dejarte para siempre». La chica pierde el control y trata de acuchillar a Asya, pero es Volkan quien recibe una puñalada a la altura del pecho.