'Infiel': Momento frustrado

·2 min de lectura

Volkan sale de una reunión de trabajo y se percata de que alguien le está siguiendo, en el nuevo capítulo de Infiel. Con astucia, lleva al espía hasta una carretera poco concurrida y le obliga a bajarse del vehículo. Tras presionarle contra el capó del coche, le exige que le diga para quien trabaja. Gürsel no tiene más remedio que confesar que Derin le contrató como detective: “Ella me pidió que le informara de todos sus movimientos y así lo hice”. Leyla obtuvo unas imágenes comprometidas de Asya y Aras que pensaba usar en su favor, en el último capítulo de Infiel.

Sin embargo, esta no es la única revelación del hombre. Resulta que Gönul también se puso en contacto con él y esta le ordeno que pasara a su hija, únicamente, la información que ella considerara relevante. No quería que Derin terminara perdiendo la cabeza y la custodia de Zeynep.

Al caer la noche, Volkan se presenta en el restaurante de Selçuck donde este, en complicidad con sus hermanos, ha organizado una cena familiar para Haluk y Gönul, con la esperanza de que se reconcilien de una vez. La velada transcurre de una forma maravillosa y parece que el matrimonio está a punto de firmar la paz ¿Se darán una nueva oportunidad?

El arquitecto interrumpe la cena y deja en evidencia a Derin delante de sus padres: “Ya sé que has mandado seguirme, eres despreciable”. Además, comenta ante todos la implicación de Gönul en todo este asunto. Haluk, que se siente muy decepcionado con su hija, abandona el lugar. No sin antes dejarle claro a su todavía esposa que el proceso divorcio seguirá adelante.

Malas noticias para Bahar

Por otro lado, Asya accede a ir a cenar a casa de Aras. La pareja disfruta de un romántico rato a solas e, incluso, bailan agarrados. Están felices porque el divorcio del empresario con Leyla está yendo muy bien. En un momento dado, Aras saca un anillo del bolsillo y le pide a Asya que se case con él. Volkan y Ali, que miran desde fuera por la ventana, comienzan a gritar.

Mientras tanto, Bahar comienza a tener dolores en el vientre y resuelve ir al hospital. Los médicos no tienen buenas noticias; si decide seguir adelante con el embarazo, puede que no sobreviva al parto: “Es un gran riesgo”. La pelirroja, a pesar de las indicaciones de los doctores, decide continuar con el proceso de gestación. Lo único que desea es que su bebé nazca bien.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente