'Infiel': Extraña desaparición

·3 min de lectura

Derin descubre, gracias a una imprudencia de Ali, que Asya y Volkan se besaron la noche anterior en el capítulo 56 de Infiel. Desolada al confirmar la traición de su marido, la joven busca consuelo en Onur, quien se ha convertido en su único amigo, además de su inseparable Ceren.

El hombre le aconseja que termine de una vez con su matrimonio en Infiel, pues no le lleva a ningún lado: “Dile a Volkan que lo sabes todo y divórciate”. Derin se niega, rotundamente, y toma la decisión de callar lo que ha descubierto: “Si digo algo, perderé a mi marido y eso es algo que no pienso permitir”.

Así pues, regresa a su casa y finge ante Volkan una total normalidad. A la hora de la cena, Gönul le pregunta a su hija por qué retiró una importante suma de dinero de sus cuentas y ella le comenta que fue para comprar una casa. La mujer insiste a su hija en el tema, pues quiere averiguar si su yerno está metido en el ajo. "¿Fue él quien te pidió que adquirieras otra vivienda? Porque me resulta bastante extraño”, pregunta de forma incansable. Volkan, sintiéndose atacado, abandona la mesa y se va a dar una vuelta en su coche.

Por supuesto, decide visitar a Asya y conversar con ella. Antes de irse, la doctora le abraza para dejarle pegado a su camisa su olor. Quiere que Derin sepa que estuvo con ella y volverla loca. Ajeno al sufrimiento de su hermana, Demir vive un apacible momento gracias a Ipek. Parece que su romance con la adolescente va viento en popa. La compañía de la joven le sirve para olvidarse por unos momentos del dolor por la muerte de su padre y de la mala relación que tiene con su madre y con Derin.

Ceren sufre un desmayo tras discutir con Selçuk

Por otro lado, Nil le cuenta a Selçuk que Ceren fue al restaurante a intentar molestarla. El hostelero, que no piensa pasarle ni una más a la ginecóloga, llega hasta su consulta y le echa en cara su atrevimiento: «Soy el padre de tu hijo y nada más. No quiero que te entrometas en mi vida nunca más». La médico, por el impacto de la discusión, termina desmayándose al instante.

Por fortuna para Ceren, el bebé no ha sufrido daño alguno, pero sus colegas doctores le recomiendan a Selçuk tratar con más delicadeza a la muchacha si quiere que el embarazo llegue a buen puerto: “Es de riesgo”.

Cerca de allí, Gönul pide ayuda a un amigo llamado Necmi para investigar los movimientos financieros de Volkan. Así, descubre que este puso la mansión que su hija compró a nombre de Ali. Sin pensarlo dos veces, se lo cuenta a Derin y esta, sospechando que Asya está detrás de todo, va en su busca: “Se acabó este maldito teatro”.

Minutos más tarde, Derin, que conduce con frenesí, intercepta a Asya y Ali, que estaban a punto de llegar a su casa. A continuación, les obliga a bajarse del coche. Tiempo después, Volkan regresa al que era su antiguo hogar y se asusta al no ver a su exesposa y a su hijo. Enciende su móvil y lee un mensaje de Asya que dice lo siguiente: “Derin lo sabe todo y viene a por nosotros”. ¿Dónde están Asya, Ali y Derin? ¿Qué es lo que ha ocurrido con ellos?