'Infiel': Ali, el heredero

·3 min de lectura
Photo credit: samet celepoglu
Photo credit: samet celepoglu

Volkan le aseguró a Asya que se divorciaría de Derin en cuanto pudiera y volvería con ella y con Alí en el capítulo 56 de Infiel. Sin embargo, le pidió algo de tiempo para que todo eso sucediera: “Si me separo ahora, me quedaría en la calle y eso no es justo, porque he trabajado muy duro en las empresas de esa familia. Necesito conseguir quedarme con el dinero y luego romper mis lazos con ello”. La doctora fingió comprenderlo y le dio un beso en los labios. Ninguno de los dos lo sabía, pero Ali los observaba desde el exterior de la casa en Infiel.

Al día siguiente, Volkan trató de retirar una fuerte suma de dinero de la compañía. El señor Turgut, uno de los empleados más fieles del difunto Haluk, avisó a Gönul de lo que trataba de hacer su yerno. Esta, muy enfadada, se presentó en las oficinas y acusó al arquitecto de intentar robarles. Este salió del paso asegurando que la cantidad que cogió de las cuentas era para invertir en unos terrenos.

Acto seguido, le mostró una serie de documentos que le permitieron confirmar su patraña. Gönul se marchó algo más tranquila del despacho, pero sin confiar del todo. Así pues, habló con Turgut y le pidió que le mantuviera al tanto de los movimientos de Volkan: “No quiero llevarme ninguna sorpresa”.

Por su parte, Alí estaba más agresivo que nunca después de ver a sus padres besándose. No entendía qué estaba pasando y eso hizo que se mostrase irascible con todo el mundo, en especial con Ipek. La adolescente, harta de sus malos tratos, se refugió en Demir. En un momento dado, este último se enfrentó a Alí y le exigió que no volviera a ser así con Ipek: “Me gusta mucho y voy a luchar para que ella me acepte”.

Por otro lado, Selçuk insistió en pedirle perdón a Nil por cómo se ha comportado con ella desde que supo que tendría un hijo con Ceren. Tras días distanciados, la pareja se reconcilió. Horas más tarde, Ceren llegó al restaurante del matrimonio dispuesta a molestar a Nil y provocar un nuevo cisma en la pareja, pero esta vez, la chef no se dejó embaucar por las malas artes de la médico.

Volkan cayó en la trampa de Asya

Al caer la noche, Volkan ideó un nuevo plan para hacerse con parte del dinero de los Güçlü sin levantar sospechas y la pieza principal del tablero era Derin. El hombre sedujo a su esposa, incluso la invitó a cenar a un lujoso restaurante y se comportó con ella más cortés que nunca. Todo esto para lograr que la mujer accediera a invertir su propio dinero en nuevas propiedades para ellos: «Podríamos mudarnos a una bonita casa para estar solos.

Derin aceptó encantada ante la propuesta de su marido. Lo que no se imagina es que todos esos bienes estarán a nombre de Alí, pues Asya ha convencido a su exmarido para que así sea. “Mi hijo recuperará así el dinero que su padre le quitó de sus ahorros para mantener a su amante”, comentó la doctora ante Derya.

La mañana de después, Alí comenzó a revolver los cajones de su casa en busca de algo que le confirmase que su madre les engañó con respecto al robo que, supuestamente, sufrió. Finalmente, halló en uno de los muebles el collar que, según ella, se llevaron. Furioso, la enfrentó y le echó en cara que se hubiera convertido en una mentirosa. Mientras tanto, Derin escuchó tras la puerta y confirmó el engaño de Volkan