Primera infidelidad en 'La isla de las tentaciones'

Por Ignacio Herruzo Martínez

From Diez Minutos

En el programa 3 de La isla de las tentaciones, Fani no ha podido evitar caer en la tentación. La novia de Christofer tuvo una conexión casi instantánea con Rubén y aunque aseguró que no se besaría con él, ha terminado protagonizando un tórrido momento con el soltero. Antes de irse a la cama, se han tumbado juntos en el sofá y finalmente han dado rienda suelta a su pasión.

En esta ocasión fueron los solteros quienes decidieron con qué pareja decidían tener la cita. Por lo que, mientras algunos y algunas decidieron cambiar, otros siguieron con las parejas del primer día. En la villa de los chicos la revolución fue total. Tal que incluso algunas de las solteras que más confianza tenían con estos llegaron a enfadarse tras la elección.

Fani va aclarando sus ideas

Fani entró en cólera al ver las imágenes de su pareja enseñando a bailar a Esther, una de las solteras de la villa de los chicos, y decidió guiarse por el corazón más que por la cabeza y acabó enrollándose con Rubén ante la atenta mirada de Fiama.

A la mañana siguiente, Fani ha contado a sus compañeras lo sucedido, incluso ha recreado con Fiama cómo fue el beso. "Es una situación muy complicada, me preocupada pero no. No me arrepiento. Me siento rara porque tengo novio pero es que Rubén me ha hecho descubrir una parte de mí que hasta hoy no conocía", ha explicado.

Durante su segunda cita con Rubén, la tensión entre la joven y el soltero ya era podía notarse. "Me estoy dando cuenta de lo que necesito en mi vida", ha confesado.