La infanta Elena, una invitada muy especial en una singular subasta

HOLA.COM

Ya se ha convertido en una singular tradición por estas fechas. Cada año, se celebra la peculiar subasta de Cascajares, en la que se ponen a la venta varios capones y pavos con un único objetivo: recaudar fondos para una buena causa. Al igual que la anterior edición, la puja solidaria tuvo por escenario el hotel The Westin Palace de Madrid, y en esta ocasión, los fondos recaudados fueron destinados a la Fundación Prodis, organización que apoya a las personas con discapacidad intelectual.

En concreto, los beneficios obtenidos gracias a este evento servirán para financiar uno de sus proyectos, el de 'Empleo con Apoyo' (ECA), que promueve la integración de las personas con discapacidad intelectual en el mundo empresarial.

La convocatoria resultó ser todo un éxito de recaudación -se consiguieron más de 90.000 euros-, pero también de asistencia. Y es que entre los 450 asistentes que se dieron cita en el hotel madrileño, se encontraba una invitada muy especial, la infanta Elena.

Doña Elena mostraba, una vez más, su compromiso con aquellos que lo necesitan, y no dudó en acudir a esta divertida cita. Sentada junto a Soledad Herreros de Tejada, presidenta de la Fundación Prodis, la Infanta disfrutó de una amena velada, que contó con la periodista Marta Robles, junto a los actores Jesús Vidal y Santiago Segura como maestros de ceremonias.

Flavia Hohenlohe, de la casa de subastas Sotheby's se encargó de dirigir la subasta, en la que también hubo sorpresas, como la de la presencia de Roscón, hijo de Samantha Vallejo-Nágera. Roscón fue uno de los invitados al evento, y no dudó en levantar su cartel para 'pujar' por uno de los animales. 

Otro de los compradores interesados fue el chef José Andrés, que adquirió el pavo 'JR' por videconferencia desde Estados Unidos. Y aunque su animal causó sensación, el pavo más aplaudido fue 'Turandot', bautizado por la modelo Nieves Álvarez y subastado por el tenor José Manuel Zapata.

Al escenario se subió también el mago Jorge Blass, que no sólo dejó al público boquiabierto con sus trucos, sino que se atrevió a subastar al capón 'Tachán'.